Corrupción y arrepentidos: La justificación es que la corrupción no puede ocultar los logros sociales y cultu rales de esta década. Contentos con ese discurso, todo lo que viene después es encontrar conspiraciones …

Del editor al lector

facebook_share.png

De la corrupción, sabíamos. Lo que no sabíamos y excede lo imaginado era (y es) de cuántos millones de dólares es. Después de los millones televisados de La Rosadita –no eran panes ni peces lo que contaban sino plata mal habida– hay más millones, como publicó Clarín. Son los que le fueron detectados también a Lázaro Báez, esta vez en EE.UU. Son 30 millones de dólares, que son 450 millones de pesos, pero pesos que suben con el dólar. Ya casi no es cuestión de sumar millones, cientos o miles, sino de tomar conciencia de que todo fue un método.

Si ese era el patrón del modelo, dependía de la fortaleza que tuviera para aguantar. Apenas se terminó el gobierno kirchnerista, lo que se derrumbó fue todo el edificio que pretendía blindar ese método de corrupción. Y es sorprendente que se haya creído que podía perdurar.

Explica, también, el estilo autoritario del manejo. Una debilidad, una flaqueza, significaba una ventana para que se pudiera escudriñar ese mundo de pesos y medidas, que simplificaba la fórmula para aprovecharse y enriquecerse con el Estado.

¿Es despilfarro de la plata pública o negocios dirigidos? Fue despilfarro, negocios dirigidos y aprovechamiento del poder. Lo curioso es que la justificación es hasta graciosa. Los militantes kirchneristas están cambiando su discurso ante la evidencia de este asunto maldito. Y aparece, otra vez, el fin y los medios. La justificación es que la corrupción no puede ocultar los logros sociales y culturales de esta década. Contentos con ese discurso, todo lo que viene después es encontrar conspiraciones para que justifiquen cualquier tropelía.

Es cierto, también, que la existencia de una ley del arrepentido podría estimular precisiones de personajes que, por ahora, no encuentran ventajas personales para brindar detalles de las operaciones que, con tanta elocuencia, retrataron los billetes, los bolsos repletos de dinero, el whisky irlandés y los puros de La Rosadita.

El radical Costa, enemigo de los Kirchner en Santa Cruz, volvió sobre el tema al señalar que lo que Báez puede estar esperando es que una ley le alivie su futuro penal si se decide correr el telón de lo que no se sabe de la corrupción kirchnerista.

Báez leyó en las declaraciones de Echegaray una orden (¿Cristina?) pronosticándole cárcel más temprano que tarde. El amigo de Néstor dejó trascender que su límite es su hijo Martín, central en el conteo de billetes que muestran los videos.

Es un juego de fulleros o el anticipo de que la interna de la corrupción K develará nuevos y apasionantes capítulos.

Brasil es un espejo de lo que puede llegar a ocurrir.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.