Palabra de Dictadores

Fidel Castro sobre Honduras: “Muere el golpe o mueren las constituciones”

“Si el presidente Manuel Zelaya no es reintegrado a su cargo, una ola de golpes de Estado amenaza con barrer a muchos gobiernos de América Latina, o quedarán éstos a merced de los militares de extrema derecha“, advirtió Fidel Castro en un artículo publicado en el espacio digital Cubadebate. Ese problema también “puede ser muy negativo para un presidente que, como Barack Obama, desea mejorar la imagen” de Estados Unidos, añadió.

POR FIDEL CASTRO RUZ | 11/07/2009 | 10:02

Honduras: Zelaya prepara una nueva ofensiva sabiendo que hay debate en el Ejército

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, visitó en Washington DC al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y el encargado para América Latina del Departamento de Estado, Thomas Shannon, informaron sus colaboradores.

“Están reunidos el presidente (Zelaya) con Insulza y Shannon”, confirmó a la agencia AFP el encargado de negocios de la embajada de Honduras que sigue respondiendo a Manuel Zelaya en la capital estadounidense, Rodolfo Pastor.

Él indicó que esa reunión es “parte de la negociación que se ha venido manejando, el presidente Zelaya quiere retornar a su país y está buscando la manera de que se logre un consenso” para volver a asumir el cargo, del cual fue derrocado por un golpe de Estado y sacado de Honduras el 28 de junio.

La visita de Zelaya a Washington se produce 1 día después de concluir una ronda de diálogo entre representantes del Presidente y el gobierno de facto, Roberto Micheletti, en San José, bajo la mediación del mandatario costarricense, Oscar Arias.

Zelaya dijo que durante la semana próxima impulsará una serie de acciones, dentro y fuera de su país, para lograr su regreso al poder.

En una rueda de prensa en República Dominicana, donde estuvo antes de arribar a Washington DC, Zelaya insistió en que las autoridades interinas en su país no podrían quedar “sin castigo”.

“Posiblemente en la semana que viene tendremos algunas acciones dentro del país”, dijo Zelaya, sin aclarar quien las encabezará.

El mayor obstáculo en las negociaciones es la intransigencia del Gobierno de facto en permitir la restitución de Zelaya, un punto exigido por la mayoría de países del mundo y por organismos internacionales, y la insistencia del mandatario en volver al poder.

“Aquí estamos, con posiciones irreconciliables pero yo creo que se irán flexibilizando las posiciones conforme avanzamos en el diálogo”, dijo Arias a la cadena CNN en español en una entrevista transmitida el sábado 11/07.

Las delegaciones se reunirían de nuevo en los próximos días para retomar las conversaciones.

“En Costa Rica, lo único que se ha abierto es una ventana, una pequeña oportunidad para cualquier concesión, cualquier arreglo que haya en el sentido del cumplimiento de la resolución de la OEA (Organización de Estados Americanos)”, dijo Zelaya.

Altos oficiales del ejército de Honduras podrían modificar su posición inicial favorable al golpe de Estado que destituyó al presidente Zelaya por estar al límite de la presión que pueden soportar, estimó el viceministro argentino de Defensa, Alfredo Forti, al diario Clarín.

Se ignora cuál es el origen de la información de Forti, ex embajador argentino en Honduras.

“Del rango de coroneles han estado transmitiendo mensajes al exterior diciendo que están en el límite de su capacidad de aguantar la presión” nacional e internacional para restituir la democracia, advirtió Forti, quien vivió en Tegucigalpa de 2004 a 2007.

“No sabemos (si esos llamados de los coroneles son) porque hay militares constitucionalistas o porque ven que es una situación perdida (el defender la posición del gobierno de facto) y tratan de buscar una salida”, advirtió el viceministro argentino.

En tanto, habló la vicecanciller del gobierno de facto, Martha Alvarado: “La comunidad internacional nos castiga hoy, pero no nos hubiera venido a liberar de Chávez. Estamos pagando el precio que tenemos que pagar por cinco meses y no 10 años como llevan los venezolanos“, le dijo a la agencia Reuters.

“Cada vez que Chávez habla, para nosotros es ganancia, que siga hablando Chávez, es lo que más queremos”, dijo Martha Alvarado, quien reiteró con vehemencia que pese a las conversaciones Zelaya no regresará bajo ninguna circunstancia.

Alvarado admitió que el hecho de que militares armados secuestraran y expulsaran del país al Presidente en pijama es complicado de explicar, pero confió en convencer a la comunidad internacional de los fundamentos legales que esgrimen las autoridades provisionales.

“No había alternativa: o Chávez se tomaba Honduras a través de sus tentáculos o los hondureños hacíamos lo que teníamos que hacer dentro de la ley. Siempre supimos que había que pagar, ese costo se discutió y lo volveríamos a hacer las veces que fuera necesario”, aseguró la funcionaria interina.

Sin embargo, muchos creen que aunque el depuesto líder hondureño se hubiera extralimitado en sus atribuciones como sostiene el Gobierno interino, deberían haberlo entregado a un juez y respetado su derecho al debido proceso.

Ese es el punto en que insiste Urgente24 y que la vicecanciller no pudo explicar.

| 11/07/2009 | 22:53

__________________________________________________________________________________________________________

50 Años de la Revolucion CUbana 1959-2009

“ES EL ANIVERSARIO DE ALGO QUE YA FUE Y QUE HACE TIEMPO NO EXISTE ”

Por Yoani Sánchez


Yoani Sánchez es una de las 8,4 millones de personas residentes en Cuba –sobre un total de 11 millones– que cuando nacieron la Revolución ya existía. Nunca conoció el régimen de privaciones de Fulgencio Batista ni el desenfreno de los adinerados norteamericanos de visita por la isla. Tiene hoy 33 años y aprendió a leer con los libros que recomendaba el comandante Fidel Castro. Hubiera sido una mujer más entre las miles que recorren los mercados de La Habana con la tarjeta de racionamiento de alimentos que entrega el régimen castrista, si nunca se le hubiera ocurrido la idea de lanzar el blog Generación Y.

Comenzó en abril de 2007 con un resignado comentario sobre los beisbolistas, a quienes se les permitía viajar o pintar grafitis en la calle en ocasión de los play off de la serie nacional. “Un permiso temporal, del que no podremos hacer uso para otros temas. Me puedo imaginar qué pasará si una vez concluida la final cuelgo en mi balcón un mínimo papel que diga ‘sí al etanol’ o ‘Internet para todos’”, escribió.
Pero Yoani Sánchez, en lo que considera “un ejercicio de cobardía”, logró con su blog colgar millones de carteles en la Web, y explicar desde adentro “que las cosas pueden ser cambiadas”. Filósofa, casada con el periodista Reinaldo Escobar, madre de un niño cubano, fue galardonada con el premio Ortega y Gasset, y considerada una de las personas más influyentes del mundo por la revista Time.
Desde su vivienda en La Habana, tras llevar a su hijo a la escuela y esperar durante largas horas la ración diaria de comida, Yoani Sánchez levanta el teléfono y acepta conversar con PERFIL.
—¿Cuál es tu balance de estos 50 años de revolución?
—En torno a esta fecha de los 50 años, la pregunta que a mí me surge es qué estamos celebrando, si el 50º cumpleaños de una criatura viva o el 50º aniversario de algo que fue y que hace mucho tiempo no existe. Yo creo que es lo segundo. La Revolución Cubana ha dejado de ser una revolución hace mucho tiempo, cuando dejó de moverse, cuando dejó de influir en las decisiones de los jóvenes, cuando se aplaudió la entrada de los tanques en Checoslovaquia en el año ’68, muchas personas vieron morir ahí a la Revolución Cubana. Por lo tanto, lo que creo que estamos viviendo ahora es en realidad el aniversario de lo que pudo haber sido.
—¿Es la percepción de alguien que nació ya con la Revolución concretada?
—Pertenezco a una generación que nació en los años setenta y ochenta y por lo tanto no nos sentimos salvados de ningún pasado por la Revolución, porque ya nacimos con ella. Sí vimos de alguna manera su mejor momento, que fueron los años 80, del subsidio económico soviético, y también vimos la crisis económica de los 90; hemos visto de alguna manera la muerte del futuro que se nos prometió antes de que nos llegara. Entonces, te digo todo esto porque mi generación precisamente por no haber construido el proyecto, por no haber sido parte inicial de este fenómeno que es la Revolución Cubana, pues entonces es mucho más crítica y sin una mirada más objetiva y menos apasionada sobre lo que tenemos hoy. Creo realmente que lo que tenemos hoy no puede llamarse revolución, es estatismo, el gobierno de unos septuagenarios que se han quedado anclados en el siglo pasado, y que no escuchan a la gran mayoría de la población, sobre todo a las voces más jóvenes.
—¿Cómo es el día de un cubano?
—Aquí el tema de la alimentación es muy complicado; sobre todo para las mujeres que tienen el peso de cocinar, de alimentar a la familia y a los hijos, porque estamos mucho tiempo en las colas. La dualidad monetaria y la existencia de cuatro mercados racionalizados por el Estado, y de un mercado libre y un mercado negro, nos hace pensar constantemente qué vamos a comprar en cuál mercado y con qué moneda. Eso determina mucho la fatiga cotidiana de buscar el alimento. También está el tema del transporte; en el último año han tratado de mejorarlo un poco, pero colapsa todo el día.
—¿Y un día tuyo?
—Personalmente en las mañanas me levanto muy temprano, mi hijo va a la escuela, me paso la mañana desgastándome en la cola en la búsqueda del alimento, por los trámites burocráticos, y otras mil y una cosas que tenemos que hacer para poder sobrevivir cada día. Y en la tarde me ocupo de dar clases de español de manera free lance, ilegal, enseño mi ciudad a turistas, y por las noches escribo. 
—¿Qué pensás de quienes dicen que en Cuba hay educación y salud para todos?
—Ese es un argumento que muchas personas dicen para que nos conformemos. Creo que el hecho de que en Cuba haya hospitales y escuelas para todos no debe ser el argumento ni la mordaza para no criticar. Ha sido un costo alto el que hemos tenido, lo hemos pagado con libertad. Es cierto que aquí hay educación para todos, pero es extremadamente ideologizada. Es cierto que mi hijo puede ir a la escuela, pero no puede tener un credo, manifestar sus preferencias políticas o ideológicas, porque eso le cuesta la entrada a la universidad, o la entrada a la enseñanza más especializada. Lo que queremos los cubanos es que se mantenga esta educación para todos, pero que no tengamos que pagar en cuotas de libertad, en cuotas de autonomía ciudadana.
—¿Qué representa para vos que Fidel Castro esté fuera del poder?
—Fidel Castro concentra en sí toda una carga simbólica e histórica, que generalmente ha sido bastante pesada de llevar para la historia de Cuba y para los cubanos. Una vez que él ha quedado fuera del poder es como si el hipnotizador de las masas hubiera dejado de hipnotizarnos desde la tribuna. Yo creo que muchas personas de mi generación sienten una sensación de alivio, de que esa figura todopoderosa, omnipresente, que hablaba durante largas horas, que decía cuántos gramos de arroz comíamos por mes, dónde se construía un centro infantil o qué atleta podía jugar en las Olimpíadas, de pronto esa persona está detrás de un televisor digitando la realidad no ya como protagonista, sino como espectador. Y eso es un cambio importante.
—¿Es un hombre querido, odiado, o ambas cosas?
—Soy de esas personas que creen, gracias a mi juventud, que el futuro y la historia dirán la última palabra sobre Fidel Castro. Pasarán los años, y algún día pues habrá seguidores de él, la historia revisará su vida, habrá criticas, habrá diatribas, lo calificarán, y todas las generaciones futuras podrán realmente acercarse sin pasión, sin odios, sin amor a la figura de Fidel Castro. Por el momento, creo que ya hemos ido dejándolo en el pasado, y confío mucho en las nuevas figuras, en las nuevas personas que puede depararnos el futuro.
—Se percibe desde afuera que Cuba está cambiando con Raúl Castro. ¿Qué percepción existe allá?
—En primer lugar, Raúl Castro es un hombre que ha heredado el gobierno de un país como si de un feudo se tratara. No fue elegido desde la votación masiva de este pueblo, y su hermano tampoco. Entonces, el hecho es que Raúl Castro está en un dilema muy difícil: por un lado tiene que introducir cambios necesarios, porque se sienten en la calle las necesidades de reforma, y por el otro no puede cambiar mucho. Porque este sistema se ha movilizado de una manera que ha soportado tantas previsiones sobre el futuro, por los trámites burocráticos y la verticalidad de las decisiones. Por eso, cambiar la mínima cosa puede arrastrar muchos otros cambios. Hasta ahora, la gestión de Raúl sólo nos ha dejado reformas muy cosméticas.
—¿Cambiará algo en Cuba con la llegada de Obama al poder?
—Hay muchas expectativas en Cuba de que con la llegada de Barack Obama al poder en Estados Unidos se pueda de alguna manera relajar o cambiar esa vieja fórmula de confrontación entre los dos gobiernos, que no ha dado prácticamente ningún resultado. Creo que estas discusiones en lo que pueda cambiar afuera y lo que eso pueda influir hacia el interior del país, es una señal de cuán poco podemos nosotros influir desde acá adentro. Ahora hay más expectativas en torno a Obama que en torno a Raúl Castro, hay más expectativas en lo que pueda venir como política exterior de los Estados Unidos hacia nosotros que lo que podamos lograr como ciudadanos al interior de nuestra sociedad. Y eso me alarma, me alarma que estemos esperando que un gobierno extranjero mueva una pieza de ajedrez y que eso nos beneficie o perjudique, y que ni siquiera nosotros nos atrevamos a mover un alfil y movernos por nosotros mismos.
—¿Es posible que el pueblo cubano motorice los cambios desde abajo? ¿Hay margen para que eso suceda?
—Tengo mucha confianza en la sociedad civil, en los individuos. Soy de la opinión de que Cuba no necesita líderes, Cuba no necesita héroes, Cuba necesita ciudadanos. Vivimos de alguna manera rodeados de un muro, no como el de Berlín, no lo podemos tumbar a mandarriazos, pero es un muro de intolerancia, de división ideológica, de censura, de control, un mundo virtual. Y yo creo que cada uno tiene que empujar el fragmento de muro que tiene adelante. Todo es muy lento, porque los ciudadanos en Cuba hemos perdido esa convicción de unirnos, esa posibilidad de creer que al mundo podemos cambiarlo. Pero poco a poco, y sobre todo en los dos últimos años, creo que se va un poco reactivando esa tendencia a saber el poder del voto ciudadano, a solicitar cosas; encuentras en la calle muchas más opiniones, más consensos en torno a los cambios. Y soy optimista, confío mucho en que un buen día la sociedad civil cubana pueda reaccionar e intentar cambiar las cosas desde las bases.
—¿Qué han logrado tu reconocimiento y el blog Generación Y en Cuba?
—Pienso que lo que ha logrado el blog y mi persona en este caso no es tanto un tema de movilización social, que no es mi pretensión, sino hacer saber a otros que tienen mi edad, y que tienen conocimientos informáticos, que hay una herramienta, y que esa herramienta se llama Internet, se llama blog, y que se puede usar cuando un individuo tiene opiniones diferentes. Eso es lo que creo que he logrado. Decir que es posible. Hay una grieta allí, al muro le ha salido una grieta y parece que esta vez no puede cerrarse.


____________________________

Vísperas del diálogo: ‘Dime con quiénes ellos andan (Néstor y Cristina) y te diré quién son’

Se dice que de los lugares y amistades que frecuenta una persona es posible deducir sus gustos y aficiones y, por ende, saber cómo y quién es. Néstor y Cristina frecuentan un reducido núcleo de personajes que, a la luz de este dicho popular, nos describe con mayor precisión cómo son los componentes de la dupla que tiene en vilo a los argentinos y, a los que muy pocos le creen.

POR JORGE HÉCTOR SANTOS | 12/07/2009 | 11:02

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). Dicen que Néstor Kirchner sostuvo que a él no hay que juzgarlo por lo que dice sino por lo que hace. Esta definición hecha por Néstor de sí mismo, no es intrascendente, por el contrario, lo define de cuerpo y alma. Néstor y la intérprete preferida de sus temibles ideas, Cristina, no reparan en anidar las más oscuras patrañas en cada anuncio que hagan y que puedan deslumbrar como algo nuevo en el escaso vocabulario de convivencia social que ambos poseen.

El llamado al diálogo, hecho una vez más por Cristina, desde Tucumán, cuando nadie lo esperaba, apareció en las tapas de los medios masivos de comunicación e invadió como algo novedoso el panorama nacional.

Cómo podemos asombrarnos que los que manejan un país después de 6 años decidan conversar con exponentes no especificados y sobre una agenda no resuelta con las fuerzas de diversa índole que representan a la sociedad que administran, gobernándola.

Es inadmisible que esto se destaque como algo bueno. Lo que debería  ser normal pasa a ser excepcional. Lo lógico se aplaude ante la constante presencia de lo ilógico. Una demostración fiel de la enfermedad que sufrimos con el gobierno que tenemos.

Quién se atreve a creerle a los Kirchner que esta convocatoria sea real, cuando hubo otras que pasaron a ser parte del mundo enorme de las falsedades con que se maneja la pareja gobernante.

Un refrán popular dice que el que se quema con leche ve una vaca y llora. Con cuántas veces los representantes de organizaciones de todo tipo se han quemado con la leche de las mentiras y las falsas promesas que salen de boca de los Kirchner y sus fieles lacayos.

Pero, si a Néstor  Kirchner y, por ende a su esposa, Cristina  -según palabras de Néstor – hay que juzgarlo por sus acciones y no sus dichos, cabe el refrán “dime con quién andas y te diré quién eres”.

Los Kirchner tienen un círculo de lacayos limitado; tan limitado es que siempre son los mismos los que a la hora de ser nombrados para ocupar cargos públicos pasan de uno a otro.

Sin embargo, en esta nota, hemos seleccionado a 3 fieles súbditos del matrimonio gobernante para conocer por sus andares quiénes son Néstor y Cristina Kirchner. Lo mejor de estos 3 súbditos es saber que piensan, cómo piensan y qué dicen sin pudor a la hora de abrir sus bocas, siempre puestas al servicio del servilismo de la pareja de pingüinos.

De la boca del súbdito Aníbal Fernández, actual Jefe de Gabinete:

>“Los piqueteros ven una pala y les da fiebre”.

>”Yo no pienso recular en chancletas”.

>“Francisco de Narváez es solamente un packaging, puro envoltorio, livianito y que dice mentiras”.

>”¿Quién le dijo a de Narváez que representa a la gente?”.

>“De Narváez faltó al 80% de las votaciones en la Cámara de Diputados. ¿Para qué quiere ser diputado si no va?”.

> “Macri gasta plata que le viene del padre y Narváez la que le viene del abuelo”.

>“Macri es un muchacho que no entiende nada”.

>”Macri es un vago, no tiene idea clara de cómo resolver los problemas de la ciudad. (…) Agarrá un libro que no muerde, ¡te lo pido por Dios!”.

>“ Macri nunca leyó nada, no sabe de qué se trata la vida”.

>“ Macri no sólo miente descaradamente sino que no le gusta trabajar, es como la revista El Gráfico aparece los lunes y el miércoles ya está agotado”.

> “Macri vivió toda la vida de franco, con minúscula y mayúscula [en alusión al nombre de su padre, el empresario Franco Macri]. No conoce, porque no trabaja. Es un vendedor de ilusiones permanente”.

>”Horacio Rodríguez Larreta (jefe de Gabinete porteño) no tiene idea, insulta, no se cultiva, por lo menos para saber de qué se tratan las cosas”.

>“Elisa Carrió está pirucha. (…) No tiene los patitos en fila. (…) Carrió no obedece a la visión de una persona seria”.

>”Carrió, con la bikini en la mano, está preocupada por cómo va a hacer para cruzar el río e ir a Punta del Este”.

>“El que no sospecha de Carrió soy yo. Yo no sospecho que haya trabajado para los militares en el ’75. Ella trabajaba, se sentaba a la mesa de los asesinos a comer con los dineros provenientes de los bienes de quienes habían matado los días anteriores”.

>“A nadie le interesa lo que dice Lavagna”.

>“Alejandro Antonini Wilson es un mequetrefe de alquiler a quien le han pagado para decir cualquier cosa”.

>“La Sedronar (que depende de la residencia de la Nación) definió al paco como el residuo de la producción de la cocaína”. “El que dijo eso no es especialista, es un nabo. Si dicen eso, mienten. Está claro que no es residuo de producción de otra droga”.

>”El paco no existe. ¿Qué es el paco? No existe.”

>“El que crea que en las canchas de fútbol hay zonas liberadas es un ganso que no entiende nada”.

>”El discurso del titular de la SRA me pareció la fiel expresión de una franja privilegiada de la sociedad, que se podría definir sin temor a equivocarme como la derecha liberal angurrienta”.

> “No tiene rumbo en su formación política, tiene en la cabeza un despelote espectacular”.(Cuando en junio de 2007 el escritor Juan José Sebreli dijo que el peronismo es fascista).

>”Es apoyado por los sectores más duros del republicanismo norteamericano y es capaz de decir cualquier cosa”. “El discurso berreta, gratuito, me tiene sin cuidado”. (Respecto del escritor peruano Mario Vargas Llosa cuando criticó a Néstor Kirchner).

>”Este señor es un cachivache vestido de sacerdote que no tiene nada de prudente. Es una pena que la Iglesia de uno tenga hombres semejantes como sacerdotes, porque lo único que hace es meter fichas para el despelote”. (En referencia cura párroco de Las Heras, Santa Cruz, Luis Bicego).

Preguntas:

> ¿Con este Jefe de Gabinete, el gobierno puede anunciar la apertura de un diálogo vasto con todos los sectores?

> ¿Alguien, seriamente, puede creerlo?

De la boca del súbdito Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior:

> “Soy un comando y los comandos combaten hasta que les dan la orden de orden de parar o hasta que mueren”.

>“Amado Boudou  es un soldado probado en combate”.

>“El día que me vaya de acá, a un par de los que hablan los voy a ir a buscar para cagarlos a trompadas”.

>“Nadie va a poder decir que le pedí una moneda”.

>“Me dan ganas de volver a los caños”.

> “Soy un comando y voy a pelear hasta que los generales me digan basta”.

>”Alguien piensa que este chiquito (por Macri) que nació en cuna de oro está en condiciones de entender las necesidades de los desposeídos, los pobres y los trabajadores; si basta con verle la cara“.

> “Quién puede pensar que la señora Carrió con el infanto-juvenil carilindo (Prat Gay) que puso ahora, va a seducir al electorado de la Capital“.

>”La realidad de la milanesa es la misma discusión que tuvo Perón en el 40, 50 y 70, y ahora en los 2000 tenemos la misma discusión, que es la patria y la antipatria; pueblo y antipueblo”,

> “Este gobierno decidió pelear por nosotros, entonces nosotros vamos a pelear por el Gobierno”.

Preguntas:

> ¿Se puede mantener diálogo con gobernantes que tienen esta clase de funcionarios?

> ¿Alguien, seriamente, puede creerlo?

De la boca de la incondicional -clientelismo puro-, Hebe de Bonafini:

“El Papa (Juan Pablo II) va a morir quemado en el infierno, incendiado, incinerado por todo lo que dice. (…) Ante su actitud, no hay perdón posible, ni de Dios“. (Ante la decisión del Vaticano de respaldar al obispo castrense, Antonio Baseotto)

“Scioli nunca laburó. Hace poco estuvimos juntos con Scioli y me dijo que yo decía tantas cosas de él porque lo conocía poco. Le dije que era al revés: digo lo que digo porque lo conozco mucho. Pertenece a una clase social diferente, es un tipo que nunca trabajó”.

> “¿Cuál es nuestra seguridad con estas vedettes, que son más putas que vedettes, que se atreven a hablar de derechos humanos cuando bailaron y se acostaron con todos los represores?” (En referencia a Susana Giménez).

> “¿Por qué no piensan en lo que dicen? En vez de cabeza tienen un maní, lo único que tienen son tetas y no son de ellas”. (En referencia a Susana Giménez).

> “A la gente ignorante (como Susana Giménez) le tengo mucha lástima. Pero los que tienen poder y pueden estar todo el día en televisión y repetir ochenta veces lo mismo, son mis enemigos. Sí, es mi enemiga, es de otra clase social”.

> “Abrámosle la cabeza a la gente, porque sólo ven a los pelotudos como Sandro y todos estos que están hablando por la televisión, apoyando la pena de muerte”.

> “Rico es como Patti: es un asesino, pero lo votó la gente”.

>“Néstor y Cristina Kirchner no son de esa clase (social), ellos siempre fueron laburantes”.

> “Con este gobierno es la primera vez que podemos participar de un proyecto. Si no ganamos las elecciones (del 28 de junio ppdo.), nos esperan la derecha y el fascismo otra vez. Es indispensable que avancemos para que el petróleo sea nuestro”.

> “Carrió no es nada… representa a los gordos”

> “Francisco de Narváez es de terror”.

> “La verdadera condena a los militares sería que estuvieran entre todos los presos, si les pegan les pegan, si los violan los violan. (…) Lo que pasa es que la derecha tiene mucho poder, tiene los medios, la televisión, para hacer creer que son mayoría”.

Preguntas:

¿Se puede ser amiga/o de Hebe de Bonafini (como Cristina y Néstor), llevarla a viajar por el mundo, dejarle la puerta abierta de la Rosada y, no pensar de cierta forma como ella?

¿Se puede pensar que quienes tienen cerca  y reciben abundantes partidas de dinero del gobierno nacional personajes como Hebe de Bonafini, pueden mantener un diálogo civilizado con quines no piensen como ellos?

Con estos pocos ejemplos, de tantos otros existentes, se puede llegar a pensar que no es aplicable en el caso que nos ocupa, el de nuestros gobernantes, el refrán que dice: “Dime Néstor y Cristina con quienes andan y te diré quienes son”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s