Pero cuando se trata de su país, Francisco queda reducido al padre Jorge: peronista de Guardia de Hierro y de F lores.

Ultimo momento: ¿el Papa recibe a Bonafini?

Del editor al lector

facebook_share.png

572040856fb0567d2fcdbebe.png

No es un rumor. Es información y de fuentes cercanas al Vaticano. Dicen que el Papa recibirá en los próximos días a Hebe de Bonafini.

Dos aclaraciones. Una: el informante es un dirigente del peronismo convertido en operador cristinista. La segunda es una duda nada intrascendente: si Francisco la recibirá en la audiencia pública de los miércoles o en una entrevista privada en Santa Marta. No valen igual.

Obama y los Castro lo ratifican: Francisco es un líder mundial indiscutible. Fue clave para dar una vuelta de página en Cuba, la última dictadura del Continente. Y su papel ante la crisis de los refugiados ha sido ejemplar. Acaban de llamarlo la voz de la conciencia al entregarle el premio Carlomagno de la Unión Europea.

Cambió el aire en Roma con su ejemplo personal de austeridad. Y por la tolerancia cero con los curas pedófilos, el combate contra la corrupción y la apertura a feligreses marginados por prácticas tan retrógradas como la que prohibía comulgar a los vueltos a casar.

Pero cuando se trata de su país, Francisco queda reducido al padre Jorge: peronista de Guardia de Hierro y de Flores. El reformista que reivindica la honestidad en la política ampara al kirchnerismo que generalizó la corrupción en la Argentina.

El Papa sensible a la pobreza y al narcotráfico pierde estatura en entrecasa. Los Kirchner dilapidaron los mayores recursos económicos disponibles en muchísimas décadas, fueron por lo menos indiferentes al narcotráfico y mantuvieron en la marginación a millones de argentinos.

No hay razones sino prejuicios para explicar la antipatía de Bergolio con el macrismo. A sus ojos el de Macri es un gobierno de ricos para los ricos. Suena a exageración aunque Macri todavía debe demostrar que eso es una exageración.

Hay algo maniqueo y mucho ilusionismo en ver a los responsables de la pobreza y de la corrupción como los buenos y a los que asumen la carga del desastre como los malos.

Nunca hubo amor entre Bergoglio y Macri y si hay alguno entre Hebe y Bergoglio es bien fresquito. Ella decía: “la basura va junta, Macri y Bergoglio. Son de la misma raza y de la misma ralea. Son la vuelta de la dictadura”. Hasta llegó a tomar la Catedral del Padre Jorge y dijo que habían improvisado un baño “detrás del altar”. Ahora le dice en una carta: “permítame que lo abrace”. No hacen falta más palabras.

El Papa amplio y reformista afuera se comporta como un Papa estrecho y conservador dentro. Como Papa conduce a todos. Como peronista a una parte. Y a cinco meses de gestión, recibir a Bonafini es como hacerle la cruz a la mayoría, que votó por el macrismo.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.