Ningún cambio en el régimen dictatorial cubano en su nuevo CPCC VII

CUBA

VII Congreso del Partido Comunista

Raúl Castro convocará un referéndum para consolidar la revolución

El presidente cubano, Raúl Castro EFE

El presidente ha dirigido el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba

Castro ha insistido en que las relaciones con EEUU sólo se normalizarán cuando "se devuelva el territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo"

16/04/2016 21:50

"Tenemos un partido único y a mucha honra". Raúl Castro lo ha dejado muy claro desde el principio en su alegato central a los 995 delegados del Partido Comunista de Cuba (PCC), sin duda la pieza clave del VII Congreso inaugurado este sábado en La Habana. "No es casual que se nos ataque y se nos exija, para debilitarnos, que nos dividamos en varios partidos en nombre de la democracia burguesa", ha subrayado el presidente del país y secretario general del PCC. "Si lograran fragmentarnos sería el comienzo del fin de la patria, la revolución y el socialismo", ha sentenciado.

Vestido de civil y respaldado por los retratos de su hermano Fidel, quien no ha acudido al cónclave pese a que fue elegido delegado en Santiago de Cuba, del periodista revolucionario Julio Antonio Mella y de Carlos Baliño, pionero del marxismo cubano, Raúl Castro se ha comparado incluso con Estados Unidos, siempre presente en Cuba y mucho más tras el histórico viaje de Barack Obama. "¿Demócratas y republicanos? Eso es como si en Cuba tuviéramos dos partidos, Fidel dirige uno y yo el otro… Nuestros dos partidos que son uno solo", ha enfatizado el primer mandatario, quien ha insistido en que "lo peor que puede hacer un comunista es quedarse de brazos cruzados".

El tantas veces cacareado "carácter irrevocable del sistema político y social" quedará consolidado a través de un referéndum, con el que Raúl Castro pretende añadir las "actualizaciones" socialistas. "En la Constitución hay que reflejar todo eso que estamos haciendo, discutirlo con la población y votarlo en referéndum", ha adelantado.

Pese al anuncio, Raúl no ha cedido ni un solo centímetro en lo que se refiere a la apertura política, algo que sólo los más ingenuos y optimistas esperaban. En cambio, sí ha avanzado en la renovación del partido, al proponer la periodicidad de los congresos (olvidada por su hermano durante el Periodo Especial) "salvo desastres o guerras" y los 60 años como edad máxima para entrar en el Comité Central y el tope de 70 años para ocupar altos cargos.

De esta forma, el pequeño de los Castro (cumplirá los 85 en junio), su nº2 en el partido, José Ramón Machado Ventura (85) y el favorito para sucederle en el cargo de segundo secretario general, el jefe militar Álvaro López Miera (72) se sitúan enfuera de juego político.

El general del Ejército revolucionario ha aireado la pérdida de militantes, 671.344, influida por el decrecimiento de la población y "la insuficiencia propia en el trabajo de captación y retención de militantes". Palabras que jamás hubieran salido de boca de su hermano mayor y líder histórico, pero autocríticas de las que Raúl saca pecho siempre que puede.

Amparado en su propuesta de consulta, Castro ha dado cumplida respuesta a quienes criticaron el oscurantismo que precedió al Congreso, y que incluso provocó malestar entre intelectuales del régimen y en delegados del partido ante la ausencia de debate popular: "El VII Congreso es la reafirmación y continuidad de la línea acordada hace cinco años… Los documentos son resultado de la construcción colectiva". Machado Ventura había inaugurado el cónclave con palabras parecidas: "Es el colofón de un amplio y democrático proceso".

La actualización económica del socialismo cubano y los lineamientos pactados en el VI Congreso de 2011 volvieron a ser la clave, al igual que ocurriera hace cinco años. "Se han ejecutado completamente el 21% de los 313 lineamientos aprobados, se están implementando el 77% y no se han iniciado el 2%", ha confirmado el primer mandatario. "No es poco ni mucho menos, pero en ocasiones se ha dilatado la implementación aprobada", ha cerrado.

Castró ha reafirmado que Cuba nunca seguirá "fórmulas neoliberales" ni tampoco aplicará "terapias de choque, frecuentemente aplicadas en detrimento de las clases más humildes". El embrión de capitalismo que suponen los cuentapropistasseguirá siendo eso, un embrión, para sacar de apuros a un estado aplastado por la realidad económica: salarios paupérrimos, escasez de alimentos y el constante éxodo de emigrantes ilegales.

El jefe del Estado cubano ha cargado de nuevo contra "los que quieren ganar cada vez más", en referencia a los cuentapropistas que están teniendo éxito con sus negocios. "No somos ingenuos ni ignoramos las aspiraciones de poderosas fuerzas externas que apuestan a lo que llaman empoderamiento de las formas no estatales de gestión con el fin de generar agentes de cambio para acabar con la revolución", en referencia directa a Obama, quien se reunió con cuentapropistas.

Castro ha insistido en que las relaciones con EEUU sólo se normalizarán cuando "se devuelva el territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo".

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.