La corrupción, el corazón del modelo K…aunque “La corrupción no quita lo bueno del proyecto político” verd ad?

EDICIÓN IMPRESA COLUMNISTAS 28.03.16 | 00:00

LUIS MAJUL
Periodista

corrupción k , lázaro báez , cristina Kirchner , Alicia Kirchner

La corrupción, el corazón del modelo KLa corrupción, el corazón del modelo K

Imprimir Enviar Votar 0

La acusación de Lázaro a Alicia Kirchner y Ricardo Echegaray sobre que no pueden justificar su enriquecimiento; el vaticinio del exresponsable de la AFIP, afirmando que Báez irá preso; los múltiples fraudes impositivos que le imputan a Cristóbal López; el limbo en el que se encuentra la causa Hotesur, en la que el juez Claudio Bonadio ya había detectado lavado de dinero, y la falsa hipótesis de que Barack Obama vino a la Argentina para convalidar el encarcelamiento de líderes como Lula, Dilma y la propia Cristina, hacen pensar que la corrupción no fue solo un ‘accidente’ en el proyecto del Frente para la Victoria. Al contrario: todo indica que la corrupción fue parte del corazón del modelo.

O, como escribió Horacio Verbitsky durante los "malditos años noventa", para explicar qué era lo que en verdad definía al menemismo: "La corrupción es inherente al modelo".

La apasionante discusión fue puesta sobre la mesa de debate por la gran pensadora ultrakirchnerista Julia Mengolini, pero en base a la idea contraria, cuando declaró: "La corrupción no quita lo bueno del proyecto político".

¿Qué significa eso? ¿Qué existe una corrupción buena o tolerable y otra malísima e injustificable?
Mengolini, quien se sintió estigmatizada después de semejante afirmación, tiene el mismo problema que muchos de sus compañeros. Piensan en chiquito. Mezclan todo. Y creen, incluso, que ellos mismos, con toda naturalidad, pueden compararse con periodistas como Jorge Lanata. Como si ambos fuesen lo mismo."Les quiero recordar que no soy yo la que tiene un departamento de 2 palos y medio en Miami. Alquilo en Once y estaciono en la calle" escribió horas después en su cuenta de Twitter. ¿Y por qué ella debería poseer una propiedad así? ¿Y por qué razón no podría adquirirla Lanata? El periodista tiene 54 años, fundó un diario a los 27 y encabezó decenas de proyectos periodísticos que generaron mucho más dinero que lo que él mismo ganó con su trabajo. Mengolini, en cambio, entró al periodismo hace 5 minutos y lo hizo por la ventana (política). Muy mal hablaría de ella si se volviese millonaria de la noche a la mañana. Es decir: no tendría cómo justificarlo.
Pero Lázaro, sin ir más lejos, sí pasó de empleado raso a megamillonario. Y no fue por generación espontánea, sino por obra y gracia de Néstor y Cristina Fernández.

La historia de Báez la escribí en ‘El Dueño’ en el año 2009. La contaré, una vez más, para ningún incauto pueda suscribir la idea de que él y la familia Kirchner "jamás fueron socios".

Lázaro fue cadete del Banco Nación pero se hizo amigo de negocios de Kirchner a los 34 años, cuando trabajaba como cajero raso en el Banco de Santa Cruz. Kirchner, quien recién andaba por los 40, lo transformó en su hombre de confianza siendo intendente de Río Gallegos, después que Báez le regalara la "llave maestra" para cooptar y presionar a los poderosos de Santa Cruz: la lista completa de deudores del Banco de la provincia. En esa época, todo el mundo sabía que para "destrabar la cuestión" por un crédito o una deuda impaga, primero había que hablar, en términos muy específicos, con Lázaro, el hombre de Néstor.

Como si esto fuera poco, los documentos oficiales no mienten. Al contrario: explican como el expresidente y el excajero decidieron montar un gran negocio. Uno de un lado y el otro del otro lado del mostrador.
Veamos:

– Lázaro fundó Austral Construcciones el 16 de mayo de 2003, 9 días antes de la asunción de Néstor. Nunca anteriormente había incursionado en el negocio de la construcción. Pero ahora se sabe que Austral fue, desde ese momento hasta 2015, la empresa más beneficiada con el negocio de la obra pública, con entre $ 15 mil y 20 mil millones, depende de quien lo contabilice.

– A fines de 2005, meses después de la victoria del oficialismo en las primeras elecciones legislativas, Báez tomó el control de la empresa petrolera Misahar. Y al mismo tiempo registró Epsur, otra petrolera que puso a nombre de su hijo, Martín Báez. Demás está decir que tampoco tenían ningún antecedente en una industria tan compleja y que exige tanto nivel de inversión. Dos años más tarde se comprendería bien porqué: el gobierno de Santa Cruz le terminó adjudicando a Báez 7 de las 15 áreas petroleras, en detrimento de otras empresas como YPF, Plus Petrol y la Americana Geo Park.

– El 23 de octubre de 2007, 3 días antes de la victoria de Cristina Fernández que la transformó en presidenta por primera vez, Lázaro sumó a sus negocios una nueva empresa dedicada a la agricultura y la ganadería: Austral Agro. Y una semana después inscribió dos nuevas compañías dedicadas el rubro inmobiliario: Austral Atlántica y Austral Desarrollo Inmobiliario.

A las empresas inmobiliarias, Báez las utilizó para asociarse formalmente con Kichner a través de un fideicomiso destinado a la construcción de departamentos.

Y a las de agricultura y ganadería, las usó para comprar enormes extensiones de terrenos que totalizan 182 mil hectáreas, porque sabía, de antemano, que allí de construirían represas hidroeléctricas que anegarían sus campos y entonces podría reclamar indemnizaciones multimillonarias.

¿Puede sorprender, entonces, después de todos estos enjuagues societarios, que ahora Báez vaya a ser indagado por el delito del lavado de dinero, y que Cristina Fernández intente despegarse de él, como si no tuviera nada que ver con el asunto?

El cheque de $ 300 mil que con la firma de Martín Báez mostramos ayer en ‘La Cornisa’ es una evidencia contundente de cómo el hombre de negocios habría intentado introducir al circuito legal fondos de origen ilícito o ilegal. Porque el cheque, que fue encontrado junto con otros documentos en la ‘Rosadita’ se habría usado para pagar un servicio simulado, supuestamente prestado por la empresa Top Air, del mismo Lázaro, a Austral Construcciones, la compañía encargada de realizar obra pública. Y ese mismo cheque, más tarde, se sumaría a la lista de nuevos certificados de obra pagados por el Estado en concepto de ‘mayores costos’.

Cristóbal López eligió otro camino para quedarse con el dinero de los impuestos que pagamos todos. El zar del juego siempre se preocupó por aclarar que el origen de su fortuna no tuvo que ver con la asunción de Kirchner al poder. Sin embargo, también a él, su pasado reciente lo condena. Porque desde que lo conoció, en 1998, sus casinos y sus tragamonedas se multiplicaron de manera exponencial, y además se zambulló en un rubro en el que nunca quiso incursionar, pero terminó derrapando: los medios masivos. Cuando lo entrevisté, durante más de seis horas, también para ‘El Dueño’, López me dijo, textual: "Hagamos una cosa, si te enterás de que voy a comprar un medio de comunicación, hacé que me pongan un chaleco de fuerza. Porque significa que me volví loco".

Hasta donde sé, Cristóbal todavía no enloqueció, pero sus empresas están a punto de desmoronarse. La última noticia que lo pone en evidencia también la contamos ayer, por la tele: la Auditoría General de la Nación está a punto de culminar una auditoría informática sobre Lotería Nacional y comenzará otra, el primero de abril, para revisar la gestión y los contratos. Uno de los auditores me dijo que encontraron inconsistencias importantes, como el hecho de que Lotería haya aceptado la donación del software para el control on line de las maquinitas, de una empresa vinculada a Cristóbal. Es decir: los funcionarios de Lotería de Néstor y Cristina pusieron al lobo para controlar a la gallina más grande y más rica. La gallina de los huevos de oro.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.