Que se abran todos los archivos…USA-Vaticano-Cuba-Rusia al menos…

Del editor al lector

facebook_share.png

Tenemos la necesidad de poner fechas. Pero a veces las fechas no son del todo ciertas. La dictadura empezó hace 40 años y se fue hace poco más de 32. Se fue pero perdura.

Perdura en miedos como a hablar y ni digamos a hablar claro lo que pensamos. La libertad para hablar y equivocarse o acertar está. Pero no está del todo consolidada. Nos falta aprender a disentir, que es una forma de aprender.

Durante el kirchnerismo, tan declarado y declamado enemigo de la dictadura, hubo rescoldos que se encendieron como la intolerancia. La crítica fue considerada pecado antidemocrático y es al revés. También, destituyente. Y es al revés.

El dogmatismo es peligroso. El de los militares del 76 los hizo creerse dueños de la vida y de la muerte. Fue sinónimo de desapariciones, de terrorismo de Estado, de barbarie. El genocidio sigue apareciendo cuando aparecen hijos de desaparecidos o nietos. Vamos para tres generaciones y sigue. Son heridas que quizás nunca terminen de cerrar.

Los grupos de tareas robaron declamando que robaban por la Patria. Difícilmente se lo creyeron. Pero creyeron que les creían. Y en estos años se siguió robando en nombre de la Patria aunque no para la Patria.

El dogmatismo puede regenerarse de mil maneras y siempre hará daño. Julio Bárbaro escribió en este diario que 40 años obligan a intentar comprender. El tiempo puede volvernos más sabios o más necios. Dice: “todos tenemos algo que revisar”.

Nos falta saber. Tenemos más consignas que información y tenemos más prejuicios que datos. Queremos el Nunca Más y nos ponemos una venda ante el número de desaparecidos que conocemos.

Organismos de derechos humanos y el Gobierno han pedido y han conseguido que Estados Unidos desclasifique documentos. Y también lo hará el Vaticano. Eso nos dará un panorama más preciso sobre responsabilidades y complicidades y ayudas internas y externas.

Pero hay otros documentos clasificados esperando su desclasificación. Son los de la guerrilla, también a su tiempo dueña de su verdad para imponerla a otros. Las organizaciones armadas siguen en deuda: les deben a la sociedad y a las víctimas una clara autocrítica.

La búsqueda de la verdad es clave para no cultivar una memoria vacía y publicitaria. Las pruebas no pueden reemplazarse por mitos. Necesitamos saber lo más que podamos sobre cada acto de violencia, sobre cada responsable, sobre el destino de cada víctima. De otro modo los demonios y los relatos serán espectros que no nos dejarán en paz.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.