Nada de cuestiones personales, son negocios más permanentes que los Kirchner.

El relato, entre el colapso de los medios y el juego de azar

Del editor al lector

facebook_share.png

3191_20140528dtzALW.png

Es un lugar común que el kirchnerismo atribuya su derrota a los medios y periodistas críticos, es decir a los que no se subordinaron a su discurso ni a su billetera. Es una mirada benévola con sus propios errores y autoexculpatoria, poniendo toda la responsabilidad de haber perdido el poder en esa conjura mediática.

Ese razonamiento lineal –y hasta ramplón– trata de escamotear del escrutinio público la cantidad de fondos del Estado que se invirtieron en el más ambicioso aparato de propaganda que se montó desde el poder kirchnerista. Esa inversión en medios y periodistas se mostró como una herramienta política inútil e ineficiente para el objetivo principal que el pensamiento stalinista le asignó: combatir la crítica a la gestión kirchnerista y, a la vez, blindar al poder de investigaciones incómodas de derroche presupuestario, manipulación y corrupción lisa y llana.

La trama mezcló la propaganda con la acción psicológica de la inteligencia y el comisariado político de algunos que ejercieron esa función con una naturalidad que asombró y atemorizó, por igual.

Uno de los principales grupos mediáticos que sostenía el relato y la épica de Cristina ya ha colapsado y los periodistas, que entusiastamente lo difundían, se están quedando sin trabajo. El otro grupo, Indaló, de Cristóbal López, notorio beneficiario del kirchnerismo, también se dedicó a los medios y compró de todo porque esa era la fórmula de asociación, una especie de mutual de asistencia recíproca. Ahora que el kirchnerismo es una emisora de baja potencia en el Sur con algunas repetidoras sin el alcance que antes supo tener, López dijo que se desprende de esos medios para que no lo perjudiquen en sus negocios. Los más notorios: C5N, CN23, Ambito Financiero, Buenos Aires Herald o Radio 10 se los acaba de endosar a su socio Fabián De Sousa.

Sin el generoso beneficio de la pauta publicitaria, los problemas son inmensos. El grupo, es decir López y De Souza, factura más de 30.000 millones anuales.

Cómo se separan los socios López y De Souza es una cuestión empresaria de ineludible lectura política. Cómo se separa López del kirchnerismo es otra cuestión, pero habilidad y relaciones no le faltan. Es claro que no es Lázaro Báez.

El juego de azar de López tiene terminales que no tienen color político pero que están en la política. Nada de cuestiones personales, son negocios más permanentes que los Kirchner.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.