La semana fatídica en que Cristina y los kirchneristas se convirtieron en dinosaurios

Fernando Gonzalez

Cristina , kirchneristas

Imprimir Enviar Votar 0

No siempre fue así. El diputado Carlos Kunkel, el mismo que ayer denunciaba la fantasía de un golpe de estado, charlaba con la prensa a fines de 2003 cuando el clima político todavía estaba impregnado de la primavera institucional reinante en los primeros meses de Néstor Kirchner. A mí me tocó escuchar a aquel Kunkel, reflexivo y autocrítico, reconocer el error de haber subestimado y despreciado a la democracia por "burguesa" en los días violentos de la década del setenta. "Todo lo que vino después fue peor", decía el legislador que había renunciado a su banca en 1974 cuando el propio Perón los amenazó a él y otros jóvenes montoneros por oponerse al statu quo lopezrreguista. Y claro que la dictadura militar fue peor que todo lo anterior. Con muertos, con desaparecidos y con detenidos como Kunkel, que estuvo en prisión siete años y no pudo ver nacer a su hijo mientras sufría el cautiverio. Pero el aprendizaje de Kunkel y otros kirchneristas encabezados por Cristina Kirchner tuvo un retroceso injustificable esta semana. Volvieron a subestimar la democracia y hoy no estarán en la asunción presidencial de Mauricio Macri. Sin advertirlo, se convirtieron en esos dinosaurios de los que hablaba Charly García en la canción que en los 80 inmortalizó la extinción de los dictadores.

Desde el 24 de noviembre, la tarde en la que recibió al triunfante Macri en la Quinta de Olivos, Cristina dejó en claro que no estaba dispuesta a facilitarle las cosas. No hubo foto, no hubo cordialidad, no hubo conferencia de prensa ni buena voluntad para la transición. Ella lo acusó de gritarle. El le mandó a Gabriela Michetti para responderle. Y la falta de acuerdo entre los negociadores de uno y otro lado en el Congreso decidió al nuevo presidente a acudir a la Justicia. Eso terminó con cualquier posibilidad de arreglo. Y la imagen de ambos traspasándose la banda presidencial ya nunca será parte de la historia.

Macri asumirá junto a su partido de pocos años; junto a sus aliados ocasionales de esta elección presidencial y junto a los opositores menos beligerantes. Los socialistas de Hermes Binner, los progresistas de Margarita Stolbizer y los peronistas de Sergio Massa, quien se frota las manos pensando cuán fácil será renovar al peronismo teniendo como contracara a los dinosaurios K. A Cristina y a la comparsa triste que la acompaña en el vacío institucional les queda esperar el fracaso rápido del nuevo presidente y de la etapa que se abre en el país. Claro que si la democracia que tanto subestiman se fortalece en los años que vienen, el lugar en la historia para la ex presidenta se volverá cada día un poco más pequeño.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.