Perdió Cristina

Del editor al lector

Todas las encuestas dieron ganador a Macri, incluso una del oficialista C5N. Scioli debía ganar con claridad. No lo hizo.

twitter_share.png

facebook_share.png
3771

Daniel Scioli y Mauricio Macri se probaron anoche la ropa que finalmente será para sólo uno de ellos. Debatieron una hora y cuarto, se cruzaron con aspereza y sin reparar en su amistad de años. Detrás de la misma ambición presidencial que los identifica, quisieron transmitir aplomo, serenidad y confiabilidad a los millones de argentinos que asomaron a las pantallas para fisgonear su futuro a través de las palabras, gestos, silencios y miradas de ambos polemistas. Ante un Scioli tenso y de a ratos trabado, Macri, sonriente y más desenvuelto, estuvo más cerca del objetivo.

La gran derrotada fue la Presidenta. Scioli no la defendió con ardor. Dijo que su gestión termina. Y Macri atacó todo el tiempo al Gobierno, pero sólo la nombró un par de veces: prefirió objetar a “Aníbal, Zannini, Máximo, Milagro Sala, Kicillof”. Cristina ya es el pasado: en 18 días deja el poder y no es buena socia para nadie.

Está claro que ni Scioli ni Macri son artesanos de la palabra. Nunca han sido oradores calificados. Scioli jugó un juego que no siente: agredir con la siembra del miedo, un camino que le marcó el kirchnerismo. Se plantó como guapo. No lo es: quizá haya proyectado en su adversario todas las rebeldías y broncas que su coraje mínimo le impidió descargar en la Presidenta, que ha boicoteado su campaña. A Macri no le sale una dicción diferente a la paquetería de Barrio Norte, pero aún así fue más claro en sus conceptos. Y, sobre todo, más sereno al explicarlos.

Los dos usaron tácticas de insistencia, al borde del abuso. Scioli no dejó de asociarlo al ajuste, una devaluación, los fondos buitres y el FMI. El candidato de Cambiemos le clavó puñales con una sonrisa: “¿En qué te transformaste, Daniel, en qué te han transformado?”, le disparó a quemarropa. Y lo frenó en seco cuando en el inicio Scioli atacó fuerte: “Parecés un panelista de 6 7 8”, para pegarlo “a la mentira” del relato K. Scioli no se quedó atrás: “No pudiste con los trapitos cómo vas a poder con el narcotráfico”. Los dos evitaron responder preguntas explícitas. Macri sobre sus rechazos a las estatizaciones de Aerolíneas, YPF y las AFJP, y una eventual devaluación.

Scioli, a la alianza con el chavismo y al controvertido pacto con Irán. De Nisman y la corrupción se olvidaron los dos.

Todas las encuestas inmediatas dieron ganador a Macri, incluso una de C5N. Scioli debía ganar con claridad. No lo hizo. Los dos reivindicaron propuestas de Massa y su capital de más de 5 millones de votos que definirán al nuevo presidente. El tiene en De la Sota y Lavagna el peronismo que le falta a Scioli y el peronismo que nunca tendrá Macri. Y es quien en 2013 tumbó la re re: lo que se dice un ganador simbólico.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.