El experimento boliviariano en la Argentina ha sido derrotado en las urnas.La derrota del “relato” es inmens a y confirma que “la única verdad es la realidad”

FINAL DE LOS K

Una noche para ‘6 7 8’, La Cámpora y Carta Abierta que lo miran por TV

La derrota abrumadora de los Kirchner era el final previsto para el comicio de 2011, luego de la derrota política que sufrieron en el conflicto agropecuario de 2008 y el naufragio electoral liderado por Néstor Kirchner en 2009. El hartazgo de la sociedad ya era evidente en 2010 y él perdía en todas las encuestas, lo que provocaba enormes tensiones dentro del oficialismo (que en ese tiempo incluía a Hugo Moyano y a Sergio Massa). Luego, Kirchner murió, la sociedad modificó su percepción del cambio que reclamaba, la viuda de Néstor lo aprovechó y escaló hasta el 54,11% en los comicios de 2011. Ella decidió intentar un cambio a su conveniencia, que no era el que pedía la sociedad e inició una declinación progresiva, consolidada por sus fracasos en la gestión de la economía. El reclamo de cambio volvió a crecer tal como quedó en evidencia en las movilizaciones de 2012 y en los comicios de 2013. Cristina desoyó el reclamo, Daniel Scioli también lo ‘ninguneó’ (él decidió mantenerse junto a Cristina) y eso explica el resultado de 2015, que se concreta con 4 años de demora.

26/10/2015| 07:44

comentá(15)

printmailA+A-
678.jpgAmpliar
Daniel Scioli en ‘6 7 8” y los 2 modelos de país en juego: Los electores no los eligen.

por CLAUDIO M. CHIARUTTINI

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). Cuando los ciudadanos quieren un cambio, no hay aparato político, relato que se construya, prebenda que se reparta o marketing político que se invente que pueda frenar ese giro. Ocurrió en 2013, cuando fueronlos votantes los que frenaron los sueños reeleccionistas de Cristina Fernández eligiendo liderazgos locales variopintos, políticamente hablando, como Sergio Massa en Buenos Aires, Elisa Carrió en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Miguel del Sel en Santa Fe, Julio Cleto Cobos en Mendoza y José Manuel De la Sota en Córdoba.

El domingo 25/10, los bonaerenses dieron la sorpresa: No sólo decidieron que el Partido Justicialista no va a gobernar más la Provincia desde el 10/12, sino también redistribuyeron el poder en más de 60 municipios y destronaron a varios de los “Barones del Conurbano”. Y, quizás, lo más importante: Cedieron su voto a una candidata, cuando antes rechazaban a las postulantes femeninas a gobernadora de Buenos Aires (¿recuerdan la derrota de Graciela Fernández Meijide a manos de Carlos Ruckauf, en 1999? ¿Y los traspiés de Margarita Stolbizer?).

Pese a que Cristina Fernández decidió no mostrarse, fue la gran derrotada de la jornada, dado que fue Ella, en persona, la que decidió que el postulante del Frente para la Victoria para la Provincia de Buenos Aires fuera el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, creando la oportunidad ideal para que María Eugenia Vidal polarizara la elección.

También Cristina Fernández seleccionó a muchos de los gobernadores, intendentes, cabeza de listas de legisladores nacionales y provinciales que fueron derrotados en la jornada dominical. Ella pdrá reconocerlo o no, pero así como fue ‘la Madre‘ del triunfo de 2011, hay que reconocer que fue ‘la Madre’ de las derrotas de 2013 y la 1ra. Vuelta del 2015.

Desde la Casa Rosada puede verse la realidad en forma diferente: Cristina Fernández siempre prefirió como heredero a Mauricio Macri, dado que lo considera “débil” y “pusilánime”,políticamente hablando; lo que permite soñar con volver en 2 o 3 años. Para Cristina, porque así se lo enseñó Néstor, Macri puede ser otro Fernando De la Rúa. Por el contrario, ella nunca quiso aDaniel Scioli, dado que representa la supervivencia del peronismo. Y -por tradición- Cristina teme más al peronismo que a cualquier otra fuerza partidaria.

El resultado electoral deja a Mauricio Macri fortalecido, a Daniel Scioli debilitado y a un peronismo destrozado por las derrotas sufridas por algunos de sus lideres más importantes.Desde esa perspectiva, Cristina Fernández puede respirar tranquila, los sueños de volver en el corto plazo al poder, pueden mantenerse.

Sin embargo, los deseos de Cristina Fernández, hoy, poco importan. Quedó claro que, ante la opción “Continuidad con Cambio” o “Cambio con Continuidad”, la mayoría de los ciudadanos prefieren la cuota mayor de cambio que de continuidad. Por eso, la apuesta de Daniel Scioli a ser una versiónlight del kirchnerismo ha resultado ser totalmente errada, dado que en el camino, él dejó que el peronismo fuera herido de muerte (o que el peronismo se suicidara, está por verse).

Ahora comienza una profunda reconfiguración del sistema político argentino:

> ¿Cuál es el futuro de Sergio Massa?

> ¿Cómo reaccionará el peronismo ante tamaña “paliza”?

> Después de la derrota del socialismo en Santa Fe, ¿vuelve el peronismo al Litoral?

> ¿Consiguió el radicalismo sus metas o se destrozará en eternas internas?

> ¿Podrá conservar y crecer el macrismo con lo logrado hasta ahora?

Hay más preguntas.

El más reciente spot electoral de Cristina Fernández se llamó “El fin del principio”. Después de los resultado de la noche del domingo 25/10, estamos más cerca de “El principio del fin”. El experimento boliviariano en la Argentina ha sido derrotado en las urnas. En todo caso, el exponente del“neoliberalismo”, tal como se lo acusa a Mauricio Macri, tiene grandes chances de ser elegido futuro Presidente de la Nación.

Por eso, en ese sentido, la elección también es una inmensa derrota en la “Batalla Cultural” que impuso el kirchnerismo contra el pasado. La derrota del “relato” es inmensa y confirma que “la única verdad es la realidad”, dado que no es lejano al resultado de la elección los 4 pésimos años de gestión económica de Cristina Fernández.

La "Batalla Cultural", cuyo vocero fue durante años el programa de la TV pública, ‘6 7 8‘, intentó reescribir la historia contemporánea de la Argentina e instalar antinomias, modelos y valores diferentes, para lo cual reivindicó la lucha armada de las organizaciones delictivas de los años ’70, alentó las filípicas del colectivo Carta Abierta, potenció a Abuelas de Plaza de Mayo y Madres de Plaza de Mayo, inventó la agrupación La Cámpora, etc. etc. etc. Con todo ese kit, la apuesta era que las nuevas generaciones consolidarían lo que ellos llamaron ‘el cambio’, que para otros fue ‘la regresión‘.

Como corolario de esta noche histórica que pasó, se puede decir que es momento de agradecer a Cristina Fernández de ser cómo es. Gracias a su vanidad, a su incapacidad para escuchar a quien piensa diferente, a su ignorancia para comprender la coyuntura socioeconómica, a su desdén por las formas y el fondo de la democracia representativa, la Argentina está pariendo una nueva etapa política histórica que no tendrá a un peronista o a un radical como protagonistas principales… si Mauricio Macri gana el balotaje. No es poco.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.