Pobreza, fraude y relato

  • Pobreza, fraude y relato

 

Del editor al lector

El aprovechamiento político de la pobreza es una práctica indigna que las denuncias de fraude electoral iluminaron.

twitter_share.png
30
facebook_share.png
84

Tal vez la manipulación electoral, el fraude y otras menudencias que se han visto en Tucumán, pero que no son patrimonio sólo de los tucumanos, hayan puesto en descubierto las nuevas trampas de los aparatos políticos, de los punteros, para condicionar la voluntad popular. La Cámara Nacional Electoral creyó conveniente ayer convocar a los partidos políticos para considerar “cuestiones operativas inherentes al proceso electoral y medidas destinadas a optimizar la transparencia de los comicios del próximo 25 de octubre”.

Es decir que los jueces electorales decidieron, a su manera, intervenir por lo que consideran que el sistema electoral ha sido golpeado por prácticas fraudulentas.

Asediado por las evidencias, el gobernador tucumano admitió lo que todos saben: los bolsos de comida repartidos a cambio de votos. Pero se defendió diciendo que también la oposición había hecho lo mismo, como si eso justificaría esa práctica.

Peor aún: hubo varios entrevistados en la televisión diciendo que se ofreció droga por votos, algo que supera todas las versiones anteriores de clientelismo.

La sinceridad de Alperovich es producto del desaguisado que el oficialismo armó para tratar de retener la gobernación provincial para Manzur, ex ministro de Cristina Kirchner.

La naturalización de estos hechos es, en rigor, la confirmación de que las prácticas fraudulentas ya están como enquistadas en los aparatos políticos. En los círculos más cerrados de la dirigencia se acepta que en determinadas provincias hay un porcentaje de fraude que inclusive se puede medir: entre un 3 y un 5 por ciento, arriesgan.

La sucesión de manifestaciones de protesta en Tucumán trasuntan hastío por la persistencia de un sistema articulado para mantenerse en el poder. Alperovich, un radical que fue catapultado por Duhalde como candidato a la gobernación, terminó siendo uno de los favoritos de los Kirchner.

Su esposa, la increíble Betty Rokjés, fue tercera en la sucesión presidencial. Imagínense, por un momento, que Boudou se hubiera apartado –o lo hubieran obligado– para ser investigado, como lo está ahora. Después de él, estaba Betty en la línea. No es que haya mucha diferencia política entre uno u otro pero es revelador de lo que Cristina entiende como lealtad.

El llamado de los jueces, entonces, es una respuesta a la preocupación general para que las elecciones sean transparentes.

Las denuncias de fraude iluminaron ominosamente otro costado: la utilización de la pobreza, su extensión y profundidad, el aprovechamiento descarado de las necesidades mínimas.

Otra derrota contundente del relato.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.