La costumbre de meter actos por cualquier pajereada incumplible no es Copyright de Cristina Elizabet—Después de todo, cagarse de risa de todos nosotros no es nada novedoso.

El trencito de la alegría

Martes, 22 de julio, 2014

0722_CFK_7Corría el año 2009 y se venían las elecciones cuando Cris hizo un acto para anunciar la construcción de un hospital de niños en Ciudad Evita. Perdieron. En 2010 hizo otro acto para anunciar el emparejamiento del terreno del hospital que había anunciado un año antes. Como los cimientos son cosa seria que no puede realizarse en pocos días, para las elecciones de 2011 hizo un nuevo acto en el que anunció que ahora sí, que no era joda, que se venía el hospital de Ciudad Evita. Por el estado de las obras, parecía que el hospital había pasado y se lo llevó de putas un tornado. En 2012 llevó a cabo otro acto para inaugurar el hospital fantasma. Los médicos llegaron con ella y se fueron con ella. En 2013, en plena campaña electoral, hizo otro acto…para inaugurar el hospital.

También anunció -siempre con actos grosos- dos represas en 2009. Hizo un nuevo acto para avisar que llamarían a licitación en 2010. Y otro en 2011 para anunciar que las represas se llamarían “Jorge Cepernic” y “Néstor Kirchner”. Se ve que con el cambio de nombre las licitaciones no valían, por lo que hizo un acto en 2012 para anunciar que llamarían a licitación por las represas Cepernic y Kirchner. Como parece que los trámites son largos, en 2013 hizo otro para avisar que abrían la licitación. En abril de 2014 metió otro, para no romper con la cotidianeidad de uno por año, y dijo que represas se venían con todo. Tres meses después, otro acto para anunciar que, en una de esas, los chinos pondrían plata para la construcción de una obra que anunció hace casi seis años.

0722_CFK_4La costumbre de meter actos por cualquier pajereada incumplible no es Copyright de Cristina Elizabet. En octubre de 2003 Néstor Kirchner hizo un acto para anunciar la reapertura de los talleres ferroviarios de Tafí Viejo. En enero de 2004, Néstor dijo que tenía una buena y nueva idea: reabrir los talleres ferroviarios de Tafí Viejo. Para junio de 2006, el abuelo de Néstor Iván firmó un convenio con Industrias Metalúrgicas Di Bacco… para reabrir los talleres de Tafí Viejo. Para 2008 Cristina tomó la posta y se mandó un acto para inaugurar los talleres de Tafí Viejo. Se ve que no le hicieron caso y en enero de 2013 tuvo que hacer un quinto acto para prometer la puesta en funcionamiento de los talleres tucumanos.

Como los actos son fáciles -y los pagamos nosotros- también hizo uno para anunciar que renovarían las vías del ferrocarril, uno para anunciar la reparación de vagones, uno para inaugurar la pintura de un puñado de estaciones, uno para avisar que por ahí compraba trenes nuevos para el Sarmiento, otro cuando llamó a licitación, otro cuando compró los trenes, otro cuando llegaron los trenes y uno más, ayer, con los trenes en funcionamiento.

La diferencia de entre todos los actos es que la Presi ahora está jocosa, jodona como tío mamado en fiesta de quince ajena y se manda chistes buenísimos. Reconozco que ni bien la escuché pedir celeridad en la inauguración para que no se la lleve puesta otra formación, no supe si el chistecito lo tiró a propósito para descomprimir, o si lo mandó sin medir las consecuencias. Algo así como cuando pregunté “¿Cuál es la fiambrería?” para saber la dirección de un velorio. Y no, no cayó bien.

En el caso de la Presi no tengo forma de justificarlo. Soy defensor del humor negro, dado que sirve para descomprimir el temor a la muerte. Sin embargo, habría que tener la precaución de no ser el causante o partícipe y/o cómplice del hecho sobre el que se hará la joda, salvo que se sea la única víctima. Del mismo modo, habría que tener cuidado de no ser tan, pero tan turro de decírselo a las víctimas, que en este caso son todos los que viajan en el Sarmiento a diario. Ver a la cabeza de un Gobierno que disfrutó de la fiesta de los subsidios al transporte joder en la cara de las víctimas, es un poquito fuerte.

No se puede salvar ni desde la incorrección política. Para los que tienen la memoria somnolienta, cabe recordar que durante años nos tiraron por la cabeza con amenazas y nos persiguieron con denuncias en cuanta red social existiera. En mi caso, aprendí a retocar el html de Blogger sólo para borrar la barra de denuncias, harto de los mails de quejas. Hace un lustro, Mr. Groncho se comió una causa en el Inadi por reírse del supuesto exitazo desde la ironía del crisol de grasas y hasta le cerraron el perfil de Facebook. Como se ve que en el Inadi están más al pedo que Lubertino, este año pasó lo mismo con la Dra. Pignata. Nos putearon, nos basurearon y nos escracharon sólo por joder con lo que -sólo según ellos- no se podía joder. Cuando se detuvieron a pensar en que la joda no era la ironía a la pobreza y la inseguridad en todos sus aspectos, sino el Gobierno que decía que no existían mientras esquivaban pobres y chorros, se sacaron de quicio ante la verdad y nos putearon el doble.

0722_CFK_2Pero para que vean que no hay rencores, apoyaré la nueva veta de la Presi. Si tiene ganas de anunciar un baño químico en Villa Sapito de Avellaneda y pedir “rápido que esto parece The Walking Dead y nos comen los zombies”, mientras se caga de risa, avanti. Si le pinta presentar bastones nuevos “para que Gendarmería los estrene en la cabeza de algún laburante despedido”, que le meta nomás. Si se le antoja mostrar una vaca clonada por teleconferencia a Chaco y justificar la distancia para que no la coman los piojos mientras sopla una corneta, está todo bien, después de todo es como el paseo en subte que le prometió a Salustriana desde la Rosada a la Quiaca. Si le parece divertido anunciar viviendas “de verdad y no como las que les prometí a los de Tartagal” para luego tirar papel picado y gritar “iupiii”, tiene que hacerlo. Y si quiere ir a La Plata vestida como Segio Lapegüe a inaugurar un puesto de panchos en Plaza Moreno y apurar el acto “antes que nos tape el agua”, para luego gritar “¡aplaudan, conchudas!”, mientras se acomoda el sombrero napoléon y se acaricia la chiva, que le dé para adelante.

Después de todo, cagarse de risa de todos nosotros no es nada novedoso. Como cuando prometió un tren bala a Rosario con una maqueta que Jaime se kirchnereó de alguna feria escolar. O cuando mostró, indignada, el recibo de sueldo de un Gendarme, como si el sueldo no se lo pagara ella. También podemos recordar la joda hermosa de anunciar el crecimiento exponencial de la riqueza del país desde una Casa Rosada rodeada de familias que duermen en las calles. O cuando puteó a los que reclamaban por Ganancias al asegurar que el 81% de los asalariados no llegan a cobrar la miseria del piso imponible.

0722_CFK_3Cómo olvidar todas y cada una de las veces en las que celebró la bonanza de poder otorgar limosnas a los pobres que no se enteraron de la década ganada. Ni qué hablar del programa Carne para Todos que llegó al 0,2% de la población. Y si tenemos ganas, podemos hablar de esos chistes siempre presentes, como pedir justicia por la AMIA mientras se banca a todos los aliados pro Irán y mostrar el matrimonio igualitario como logro mientras se le afloja el elástico al lado del mataputos de Putin.

Putear a los que se beneficiaron con la dictadura y ostentar 28 propiedades ejecutadas, llorar por el menemismo cuando fue de la bancada oficialista, criticar a la Alianza cuando el 50% de los funcionarios volvieron al ruedo durante su mandato, putear a Duhalde para luego llorar a Néstor al lado de Aníbal Fernández.

Rutas que no van a ningún lado, jubilados indigentes, tipos que son pobres a pesar de tener laburo, tipos que perdieron sus laburos, un jardinero millonario, un chofer empresario, una nuera funcionaria, organismos antidrogas investigados por narcotráfico, un vicepresidente dueño de la fábrica de papel moneda, un médico a cargo de las fuerzas de seguridad, la industria nacional de pegar stickers a productos importados, fiscalías que toman empleados con antecedentes penales, una red energética que pasó del autoabastecimiento exportador a la dependencia de la importación, un presupuesto escolar gigante que sólo logró bajar la calidad educativa, un ejército que, si fuera a la guerra, la ganaría a fuerza de carpetazos de inteligencia y no de balas, una devaluación acumulada del 300% de parte del Gobierno que prometió no devaluar, una deuda pública que creció durante el mandato de quienes aseguraron desendeudar.

La lista de joditas no tiene fin, no nos vamos a calentar porque la Presi celebre que ahora el Sarmiento es el único tren que no se cae a pedazos sólo porque mató a medio centenar de personas en un choque. Mucho menos vamos a chivarnos porque ponga siempre como ejemplo de un tren de mierda al Roca, que también se encuentra en la Argentina que gobierna. Tampoco amerita enojarnos por las calificaciones sobre los pasajeros que se hacen los valientes viajando en el estribo de un tren que no tiene estribos porque es eléctrico, porque eso sería afirmar que no se da cuenta de que si los trenes revientan de pasajeros, se debe a que los polos industriales del conurbano son más falsos que las cualidades políticas del inútil todo servicio de su hijo, cuando en realidad deberíamos reírnos ante la nueva broma de la Presi.

Quizás el mayor problema que tuvimos fue la falta de sincronización con la Presi. Muchos la tomaron en serio cuando deberían haberla tomado para la joda. Ella nos tomó para la joda cuando debería habernos tomado en serio.

0722_CFK_6

Martes…Y entonces Cris mira los cuerpos en piel y hueso de los wichís famélicos y les dice “si no comen, no hay regalos”… Tranqui, Cris, que no nos reímos de vos, nos reímos con vos. Era una jodita, no te chivé, mamu.

Publicado por relatodelpresente

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.