Cristina quiere volver con un gran anuncio: Club de París

EN EL CASINO DEL PODER

(Operación Triple Carambola)

Urgente24 afirma que la supuesta enfermedad de Cristina no existe. O es sobredimensionada por los operadores de la Secretaría de Inteligencia porque hay que fundamentar la ausencia y porque hay que lograr que se hable de Cristina a cualquier precio. Pero ella está en funciones, el problema es que no se nota a causa de su propia impericia y su terquedad. Claudio Chiaruttini afirma que la Casa Rosada prepara ahora el Gran Regreso de la mandataria pero tiene que ser con algún gran anuncio, que puede ser alguno de los siguientes 3: acuerdo con el Club de París, acuerdo con Repsol por YPF o bien acuerdo con los holdouts acreedores de la deuda pública impaga. Es curioso pero cualquiera de las 3 posibilidades son problemas provocados por los Kirchner, y ahora ella pretende convertirse en la Salvadora de los argentinos. Pero hay más: ella necesita algunos de los 3 anuncios porque cree que así la Argentina regresará al mercado de deuda internacional velozmente porque necesita dinero para financiar los 2 años de mandato que le quedan. Por lo tanto el proceso de desendeudamiento es una ficción, es parte del relato, en verdad es la consecuencia de no poder re-endeudarse. Por lo tanto, Axel Kicillof inicia una Operación Triple Carambola de la que depende no sólo el regreso de Cristina sino su propia continuidad en la gestión presidencial. Buena columna editorial de Sin Saco y Sin Corbata:

19/01/2014| 08:19

comentá(47)

printmailA+A-

bolasdebillar.jpgAmpliar
"(…) Así, el Gobierno cree en un “golpe” salvador. Casi como si Usted se jugara todo el dinero de las vacaciones el primer día en la ruleta, a una sola bola. Si sale bien, será el mes de vacaciones más lujo que se pueda tener en su vida. Perosi sale mal, la familia se quedará sin descanso, su pareja querrá separarse ylos hijos lo odiarán para toda la eternidad. La única diferencia es que, en el caso de Cristina Fernández, ella está jugando la gobernabilidad de los próximos 2 años de mandato."

por CLAUDIO M. CHIARUTTINI

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Sin Saco y Sin Corbata). La Casa Rosada prepara el regreso de Cristina Fernández con un gran anuncio. La Presidente de la Nación lo requiere, pero mucho más si quiere evitar el famoso “Síndrome del Pato Rengo”, que se hace cada vez más palpable. No es cuestión de solucionar problemas, sino de dar un inmenso golpe de efecto que retrotraiga la pérdida de imagen presidencial y de gestión y de oxigenar al Gabinete que armó la mandataria al elegir a Jorge Milton Capitanich y Axel Kicillof hace apenas dos meses.

En la semana, el blue, en su carrera hacia los $12, se transformó en un indicador de la pérdida de credibilidad que ha sufrido el Gobierno en las últimas 2 semanas entre operadores económicos, financieros y políticos. Hay conciencia en estos grupos de que ni la Presidente de la Nación, ni el Jefe de Gabinete, ni el Ministro de Economía, no quieren, no pueden o no saben cómo frenar el drenaje de divisas, cómo detener lainflación, cómo controlar la emisión monetaria, cómo serenar el ritmo de crecimiento del gasto, ni cómo defender las reservas del Banco Central.

Durante diciembre de 2013, el Gobierno de Cristina Fernández perdió la confianza de los operadores económicos, financieros y políticos. En estas 3 semanas de enero de 2014, el Jefe de Gabinete y el ministro de Economía perdieron la credibilidad dada las sucesivas marchas y contramarchas, anuncios y desmentidas que hubo dentro del Gabinete. Los anuncios y promesas de los funcionarios suenan huecas, sin sentido, sin horizonte; son,apenas, frases poco convincentes en una coyuntura que ya no necesita palabras, sino medidas concretas y contundentes.

El rumor nace, entre otros factores, de la falta de información. Llenavacíos de información. Otorga contexto y credibilidad a los hechos inconexos que se observan. Le dan entidad, valor y coherencia. Puede ser real o falso, pero termina por ser lo que cree la mayoría de los agentes políticos, económicos y hasta la opinión pública. Y fue la ausencia de Cristina Fernández y el vacío de información los que han desatado todo tipo de rumores que han quebrado la supuesta credibilidad y confianza que había ganado el Gabinete hace 2 meses, cuando Jorge Milton Capitanich y Axel Kicillof prometieron unificar el discurso y acción económica y atacar los problemas repetidos que sufre el Gobierno de Cristina Fernández.

La semana pasada, la Presidente de la Nación estuvo 2 veces en la Casa Rosada. Suspendió un acto ya anunciado. ¿El motivo? Según fuentes del círculo íntimo de la mandataria, le habría recrudecido la rosácea, un malestar cutáneo de vieja data, que brota bajo ciertas circunstancias (¿nervios por la impotencia de su gestión?). Por eso se la vio sin maquillaje. Cuestión de coquetería, algo muy respetablepara una mujer, aunque ocupe la Primera Magistratura Nacional.

Sin embargo, la Casa Rosada nada dijo sobre las verdaderas causas de la suspensión del acto previsto, y alimentó todo tipo de rumores y especulaciones.

Esta semana, Cristina Fernández estuvo dos días en el Sanatorio Otamendi visitando a su madre que se encuentra internada y fue sometida a una intervención quirúrgica (el alta la tendría el lunes, dicen fuentes oficiales). Sin embargo, en la primera ocasión, estuvo 9 horas dentro del centro asistencial y hubo rumores de un desmayo y una internación, para observación, forzada por los médicos del lugar.

¿Es verdad el rumor? La Casa Rosada no negó ni confirmó la especie, pero horas más tarde se habló que Cristina Fernández regreso a la Quinta de Olivos por tierra y no por aire y que fue acompañada, en todo el camino, por 2 ambulancias de alta complejidad (algo que es usual, pero era relatado como una “excepcionalidad”)

¿Es real este otro rumor? Allí comenzó a nacer un nuevo rumor, que se sumó a otro más que circula hace 3 semanas por las redes sociales: Cristina Fernández va a pedir licencia médica para hacerse atender en un centro asistencial el exterior.

No importa si los rumores son ciertos o falsos. Al no haber negativa taxativa ni información oficial sobre el estado de salud de la Presidente de la Nación, todas las especulaciones son consideradas “verdaderos” y la sensación de vacío de poder, falta de decisión política e incapacidad de los funcionarios para frenar la suba de precios, la fuga de dólares y la escapada del blue, retroalimentan la pérdida de credibilidad, de protagonismo presidencial e incrementan la incertidumbre. El círculo vicioso se repite y se potencia a sí mismo. ¿No se dan cuenta en la Casa Rosada? Sí, por eso buscan golpes de efecto para recuperar el terreno perdido.

Tal como Raúl Ricardo Alfonsín con Juan Vital Sourruille, como CarlosSaúl Menem y Fernando de la Rúa con Domingo Felipe Cavallo, como Néstor Kirchner con Roberto Lavagna, Cristina Fernández ha colocado la suerte de su Gobierno en Axel Kicillof y 3 negociaciones:

> con Repsol, para que cierre la crisis por la confiscación de YPF;

> con el Club de Paris, para cancelar la deuda pendiente; y

> con los holdouts, para que finalice con los juicios pendientes.

3 temas en donde la Presidente de la Nación ha puesto gran parte del futuro de sus próximos 2 años de Gobierno.

Esta semana, el Gobierno argentino alcanzó su primera oferta formal a Repsol, que implica un pago en un bono por US$ 5.000 millones, a 10 años, que se paga en Ciudad de Buenos Aires, podrían tener garantía de las alicaídas reservas del Banco Central y una tasa promedio de 8,5% anual.

Se dice que los españoles pedirán que la Argentina estire su oferta a US$8.000 millones y, entre febrero y marzo, podría ser analizada formalmente por la cúpula directiva de la petrolera hispana y presentada a sus accionistas en abril. Pero para Cristina Fernández ya sería un éxito que no hubiera un rechazo formal a la presentación.

Con respecto a la deuda con el Club de Paris, habría 2 opciones.

> Una, que el Gobierno argentino haga un pago con reservas o con un bono (crece esta última alternativa ante la pérdida de divisas en el tesoro del Banco Central).

> Otra es que se permita a un grupo de fondos de inversión privados (¿se acuerdan de los viejos “fondos buitres”, algunos ahora son “fondos amigos”?) a comprar la deuda argentina con una quita.

Para eso viaja el ministro de Economía, Axel Kicillof, a Paris, aunque también podría tener otras reuniones por el tema Repsol y holdouts.

Por fin, avanza una negociación privada para que un grupo de ex “fondo buitres”, ahora “fondos amigos”, compren la deuda a los holdouts y cierren todas las causas judiciales que hay distribuidas por el mundo y que frenan colocaciones de deuda. Como parte de esa operación, el Gobierno espera sumar US$10.000 millones, una parte iría a reforzar las reservas del Banco Central (lo que reduciría el impacto del pago en efectivo al Club de París) y otra para YPF o para importación de energía.

En billar, la “carambola a 3 bandas” no es sencilla de lograr. Menos cuando se cruzan 3 operaciones financieras de altísima magnitud, donde hay decenas de partes en juego, abogados, gobiernos, organismos públicos de control, más abogados, tribunales y administraciones políticas de varios países. Confiar en un triple éxito es ilusionarse en un milagro, y eso es lo que espera Cristina Fernández y su “Mesa Chica” para llegar al 2015.

De esta forma, Cristina Fernández repite a Néstor Kirchner cuando soñó con el famoso préstamo de US$20.000 millones de China, cuando se apostó a la salida del default y los 2 canjes de deuda posteriores, o a la confiscación de las acciones de Repsol en YPF o cuando se anunciaron la estatización de las AFJP, o el regreso de las retenciones.Todas medidas económicas, pero que construyen “relato” y mística política.

Mientras llega el momento de los “grandes anuncios”, la Casa Rosada intenta cambiar la agenda de los medios. Los “precios cuidados”, la propuesta para cambiar de ubicación la capital federal, la idea de meter a las Fuerzas Armadas para el combate contra el narcotráfico y vaciar de funciones al Sedronar para cederlas al Secretario de Seguridad, Sergio “Súper”Berni; no son más que intentos de ocupar el vació generado por la ausencia de la Presidente de la Nación.

El Gobierno estuvo esta semana más preocupado por hacer fracasar la cumbre citada por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo que por el regreso de los cortes de luz, más interesado en desarticular el regreso de la protesta agropecuaria que en evitar la irracionalidad del gasto público y más avocado a tratar de dar la imagen de que se están ocupando de los problemas económicos y financieros que aplicando soluciones reales.

Cristina Fernández es una persona terca. No es una crítica, es una descripción de una de las características que le permitió estar al lado de Néstor Kirchner, otro terco, y ambos, supieron forjar una carrera político muy exitosa, en lo personal, para dos personas que la pensaron desde una de las provincias más alejadas de la Casa Rosada.

Cada vez que los medios, la oposición y hasta los funcionarios propios piden que la Presidente de la Nación se presente en público y explique su estado de salud y sus planes, no hacen más que alejar a la mandataria del acto, del micrófono y de una declaración que sea esclarecedora.

A Cristina Fernández no le gusta que le digan lo que tiene que hacer. Se han relatado varios choques con Néstor Kirchner por esta situación. Por eso, la Presidente de la Nación volverá a escena cuando Ella lo quiera, ni antes, ni después. A estas alturas, ya parece no interesarle las encuestas nilas especulaciones. Los tiempos lo fijará desde la Quinta de Olivos, a solas.

Y será una regreso que busca asombrar, dejar descolocada a la oposición, los rumores que circularon y a los medios de comunicación. Así, el Gobierno cree en un “golpe” salvador. Casi como si Usted se jugara todo el dinero de las vacaciones el primer día en la ruleta, a una sola bola. Si sale bien, será el mes de vacaciones más lujo que se pueda tener en su vida. Perosi sale mal, la familia se quedará sin descanso, su pareja querrá separarse ylos hijos lo odiarán para toda la eternidad.

La única diferencia es que, en el caso de Cristina Fernández, ella está jugando la gobernabilidad de los próximos 2 años de mandato. Demasiado en juego. Demasiado.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.