Totalitarismo soft en el Buenos Aires

OPINIÓN

DEL EDITOR AL LECTOR

POR RICARDO ROA

23/10/13

Capítulo 1. Breve transcripción de los destrozos que el rector del Buenos Aires documentó en el colegio después de diez días de toma: Roturas por todas partes. En el portal que comunica con la iglesia de San Ignacio, en la puerta que lleva a la terraza, en la que va a las calderas y en otra, hacia la Mayordomía.

Innumerables vidrios rotos y pintadas sobre revestimientos históricos.

Deshechos y desperdicios por casi toda la escuela y restos de comidas y bebidas alcohólicas en la sala de tutoría.

Uso de bancos y puertas de oficina para montar barricadas.

Faltantes de elementos de trabajo, como una máquina de calcular y una abrochadora, y la muerte de peces por un corte de energía.

El minucioso informe de Zorzoli señala también que hubo amenazas y agresiones a autoridades, docentes y no docentes, a quienes se les impidió entrar al colegio, e incluye una larga lista de actividades que por la ocupación no pudieron ser cumplidas.

Capítulo 2: Al ingresar al Buenos Aires padres y alumnos se comprometen por escrito a cumplir un Código de Convivencia. El reglamento interno contempla entre otras cosas: Abstenerse de dañar los bienes, equipos e instalaciones.

No interrumpir las clases para efectuar manifestaciones Mantener la higiene, no beber alcohol ni arrojar desperdicios ni escribir paredes y muebles.

No incurrir en conductas individuales o colectivas que pongan en riesgo la integridad física de cualquiera.

Capítulo 3: En ese código de conducta se establece que los daños que se cometan deberán ser reparados por los alumnos y que, de acuerdo a la gravedad de cada falta, los chicos podrán recibir sanciones que van desde llamados de atención y apercibimientos hasta amonestaciones y la expulsión del colegio.

Conclusión: Ninguno puede alegar que ignoraba las consecuencias de lo que estaba haciendo. Pero un grupo minoritario de padres rechaza eventuales sanciones y dice que “no las reconoce como modo de resolver los conflictos” en el colegio. En realidad, lo que no reconocen es lo que ellos mismos firmaron.

Se han autodenominado Padres Solidarios y quieren imponer en asamblea su criterio al rector. Los padres que estén en contra no sólo serían insolidarios sino también antidemocráticos. ¿En qué categoría entran las amenazas para que Zorzoli no tome ninguna medida? (pág. 26).

Decir que sus hijos pueden tomar la escuela y romper cosas y no merecer ninguna sanción es como decir que cumplen la ley si quieren. Lo mismo que hizo Cabandié ante una multa de tránsito, alegando que como hijo de desaparecidos goza de inmunidad. Todos sabemos que la democracia consiste en lo contrario.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.