Se puedan armar pseudo entrevistas. Pero son apariencias. La información está en otra parte.

SOCIEDAD

Los reportajes pactados, vieja práctica del poder que ahora recrea Cristina

El ciclo de diálogo en Olivos suma ahora como entrevistador a Jorge Rial, después de dos entregas más formales.

Primeras-Cristina-Hernan-Brienza-Gobierno_CLAIMA20130927_0051_17.jpg

Primeras entregas. Cristina ante Hernán Brienza. El formato y el periodista fueron seleccionados por el Gobierno.

COMPARTIR

27/09/13

Dos potencias se saludan: hasta ayer a las 6 de la tarde, Cristina Fernández de Kirchner tenía en Twitter 2.350.742 seguidores. Su nuevo entrevistador, Jorge Rial, tiene más: 2.501.649. Entre ambos suman una millonada abrumadora para la Argentina. “No vieron la nota y ya dicen que @CFKArgentina dijo que era menemista? Yo estaba ahí y no lo dijo. Esperen al domingo a las 19”, tuiteó ayer Rial tratando de relativizar sus propios dichos, incómodos para el relato cristinista. La entrevista será emitida el domingo por América. Ya genera intrigas, hipótesis, opiniones disímiles. El objetivo de producir agenda se intenta en el ciclo “Desde otro lugar”.

Es muy riesgoso para un periodista en todo tiempo y lugar entrevistar a un presidente. ¿Cómo evitar la co-producción? ¿Cómo eludir el acuerdo previo entre lo que debe preguntarse y lo que no debe preguntarse? Una entrevista es l o opuesto a la propaganda, y en general en éstos casos, no es viable evadir la propaganda, sobre todo cuando hayseñales de declive en la popularidad presidencial.

La periodista Silvia Mercado enunció una observación muy interesante en su libro sobre Raúl Apold, el cerebro de la maquinaria propagandística de Perón. “El mejor momento en la vida de Apold no coincidió con el ascenso de Perón, sino con su declive.

Peor le iba Perón, y más poder obtenía él ”, escribió. Podría enunciarse, siguiendo esa línea de razonamiento, un teorema sobre la propaganda gubernamental. Cuanto mejor les va a los publicistas del poder gubernamental, peor les va a los mandatarios”. O al revés : “Cuanto peor les va los mandatarios, mejor les va a sus publicistas”. Al menos, a sus publicistas más hábiles.

Una clave para distinguir periodismo de propaganda es detectar quién concibe y piensa la realización, emisión y la edición de un reportaje. Rial, contó literalmente que a él lo llamaron para entrevistar a la Presidenta. El periodismo es al revés. No es el entrevistado el que elige a su entrevistador, sino el entrevistador quien busca a su entrevistado.

Aquí se produjo una inversión gravitacional de la lógica de la información. Cuando a la información la maneja quien debe proveerla, la provisión de información se convierte ipso facto en operación.

Como sea, la nueva ofensiva comunicacional de Cristina Fernández de Kirchner opera de acuerdo a diversas estrategias, no sólo diagramando reportajes que no la incomoden, sino además manejando otros recursos para publicitarse a sí misma y con bastante soltura, usando calzas, por ejemplo.

La calzas fueron la continuación comunicacional del modelo por otro medios. El 22 de septiembre, la Presidenta tuiteó a propósito del asunto: “Calzas y risas. No está nada mal. Vade retro estupidez”. Un mensaje contradictorio.

Aparecía triunfadora frente a los críticos de su vestuario casual. Las calzas, las entrevistas concesivas … son superficies para tratar de imponer el temario a los medios. De hecho, con Rial las calzas fueron un tema, según se adelantó.

Se puedan armar pseudo entrevistas. Pero son apariencias. La información está en otra parte.

Y las apariencias engañan.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.