El apuro por mostrar lo que antes se ignoraba deliberadamente tiene un motor: las encuestas adversas para octubre.

¿Un giro de 360 grados?

POR RICARDO KIRSCHBAUM

  • 06/09/13

Acuciado por revertir en octubre el desempeño electoral de las primarias, el Gobierno está reconociendo los problemas que antes negaba con énfasis. Hay talibanes que aún no tomaron nota de que el viejo libreto no sirve para esta ocasión y siguen repitiendo -o eludiendo contestar con la amable disposición del aparato de propaganda- lo mismo que decían antes del 11 de agosto: no hay inflación, no hay inseguridad (la construyen los medios), las decisiones de Moreno son infalibles, y otras cosas por el estilo.

Ahora resulta que hay inflación, que el INDEC debe ser reformado, que Ganancias era un impuesto que afectaba al consumo, que la inseguridad es algo palpable que afecta a la sociedad, y que Moreno se equivocó tantas veces que sus errores son incontables.

Ese viraje, aun cuando sea empujado por la magra cosecha electoral, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, provoca un baño de realidad para los candidatos oficialistas que, antes de que le levanten la veda porque alguien les abrió la tranquera, deben dejar de gambetear las preguntas más simples de los periodistas.

Ya se ha marcado que el cambio incluye la presencia de candidatos oficialistas en programas televisivos que antes esquivaban con los más inverosímiles argumentos. Inauguraron el nuevo ciclo Insaurralde, Echegaray y Daniel Filmus, y, con distinta suerte, contestaron preguntas. Es decir, fueron a medios estigmatizados desde el poder y respondieron a diversos temas, actividad que el Gobierno tiene suspendida en el aparato de propaganda. Periodistas que trabajan allí (los hay, sin duda) ya vieron lo que pasa cuando a alguno se le ocurre meter una pregunta algo más complicada que dar el pie para una parrafada ya prevista. Juan Miceli, llevado a Canal 7 como una estrella arrancada a la “corpo”, se debió dar por despedido porque no estaba de acuerdo con encuadrarse políticamente, tal como le reclamaron las autoridades del Canal.

Ahora falta que, en serio, las cuestiones que antes negaban se discutan abiertamente y que no sea un recurso, como muchos sospechan, para engañar a la gilada (la terminología la usa Cristina).

Se sabe, ahora, que el propio Moreno reconoció que su política triguera ha sido un verdadero desastre, pero que no la modifica porque Clarín lo iba a criticar. Excelente excusa para persistir en el error, lo que revela la estatura del funcionario.

El reconocimiento de la inflación no está acompañado con otro sinceramiento: cambiar el INDEC y remover a quienes han manipulado las estadísticas.

El apuro por mostrar lo que antes se ignoraba deliberadamente tiene un motor: las encuestas adversas para octubre.

Pero la sensación es que estos cambios drásticos en el discurso tienen patas cortas y que responden al apurón electoral.

Después de las elecciones, se completaría el giro de 360° para volver al relato inicial. Y aquí no ha pasado nada.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.