Milani dice que le pasa lo que le pasa por defender el proyecto nacional y popular. Son las mismas palabras que estos días usan Jaime y su ex jefe De Vido para atajarse de las denuncias de corrupción,

Un general con pocas luces de Inteligencia

POR RICARDO ROA

  • 24/07/13

Tenía razón Oscar Wilde cuando decía que “hay dos tragedias en la vida. Una es no conseguir lo que se desea, la otra es conseguirlo”. Y aquí está para confirmarlo el general de división César Milani.

A Milani todo le había salido mucho mejor de lo que alguien como él podía esperar. Empezó su carrera involucrado en la represión ilegal, según está denunciado, y la termina como jefe del Ejército de una Presidenta que forjó el mito de que toda militancia digna sólo puede forjarse en la exaltación permanente de ese pasado y que se inventó una historia de resistencia a la dictadura, aunque para los Kirchner la represión haya estado siempre tranquilizadoramente lejos.

El militar en que Milani se convirtió se alejó del que había sido pero no lo suficiente.

De todas las historias de aquella historia terrible del terrorismo de Estado la que más hoy lo golpea es la desaparición del soldado Ledo, de quien dicen era su asistente cuando fue destinado al comando de operaciones contra la guerrilla del ERP en Famaillá, Tucumán.

Milani asegura que lo obligan a purgar un pecado que él no ha cometido pero el general de Inteligencia tuvo la idea nada inteligente de afirmar que ni siquiera conocía o recuerda a Ledo cuando fue él quien firmó el acta que acusa al soldado de desertor, y que era el procedimiento habitual para tapar las desapariciones dentro de la propia fuerza.

La posibilidad de hacer el ridículo pesó menos que la falta de argumentos para defenderse y Milani cavó su propia fosa: el ascenso a teniente general quedó demorado en el Senado, al menos hasta diciembre. La oposición en pleno pide su retiro aunque y, como suele hacer en estos casos, Cristina Kirchner redobló la apuesta y lo ratificó en el cargo, a la espera de que la campaña electoral atenúe el impacto del escándalo (ver pág. 6).

Dentro del Gobierno, Milani no es del subgénero de los santacruceños pero merecería serlo. El programa de Jorge Lanata denunció que es propietario de una mansión de 1.150 metros cuadrados en el exclusivo barrio La Horqueta, en San Isidro, pese a que entró en la administración pública en el 73 y desde entonces todos sus ingresos provienen del Ejército y su esposa es ama de casa. En 2011, la oficina anticorrupción lo intimó a explicar cómo había comprado esa casa.

También Milani dice que le pasa lo que le pasa por defender el proyecto nacional y popular. Son las mismas palabras que estos días usan Jaime y su ex jefe De Vido para atajarse de las denuncias de corrupción, como si los persiguieran no por lo que han hecho sino por lo que representan. Hace casi dos meses murió Tom Sharpe, el más popular escritor de humor inglés de los últimos tiempos. Pidió un sencillo epitafio: un tipo decente. Ellos no podrían aspirar a lo mismo.

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.