Un mes sin Kirchner

El laberinto político

Un mes sin Kirchner: duelo e hiperkinesia

Por Lucrecia Bullrich
De la Redacción de lanacion.com

Viernes 26 de noviembre de 2010 | 01:18 (actualizado a las 06:12)

No hay duelo sin tiempo. Bien lo explica Freud cuando afirma que ese proceso, necesariamente doloroso, no puede encararse inmediatamente, sino sólo de manera paulatina, con un gran gasto de tiempo y energía psíquica.

Mientras ese tiempo transcurre, y pasado el estupor por la muerte, el primer mes sin Néstor Kirchner se presenta como una buena oportunidad para volver la mirada sobre los primeros efectos de su desaparición en la escena política nacional.

El sello distintivo de estos 30 días es sin duda la hiperkinesis. En distintos ámbitos, y tanto en el oficialismo como en la oposición, una mezcla de voluntad y rápida adecuación a las circunstancias convirtió el mes en una seguidilla de episodios, anuncios y hasta escándalos que sorprenden por su cantidad y, en algunos casos, por su relevancia. Lejos de la quietud o la "plancha" con la que se especuló en principio, el escenario se plago de movimientos, discursos y actores.

La muerte de Kirchner sacudió las piezas de todos los tableros: el de la Presidenta, desde ya, el del gabinete, el de la oposición, el de la relación con los sindicatos, los intendentes y los empresarios. Hasta el del vínculo con los organismos internacionales. Pasaron cosas que hubieran sido impensables en vida de Kirchner. Otras, en cambio, demuestran que su forma de entender y ejercer el poder, están hoy más vivas que nunca.

La hiperactividad es la parte del legado del ex presidente que con más fuerza apareció en los últimos 30 días. Cada vez que, en el ejercicio del poder o supervisándolo todo desde Olivos, necesitó pasar un mal trago, Kirchner apeló a acaparar la agenda pública o, con más precisión, a redoblar apuestas para quedarse con todo. Ocurrió con iniciativas nacidas en la oposición, como la asignación universal y la reforma política, y también cuando se decidió el reparto del 30 por ciento de las retenciones a la soja entre provincias y municipios que las entidades del agro siguieron el anuncio por televisión.

Un mes sin Kirchner: duelo e hiperkinesiaFoto: Archivo

nota.asp?nota_id=1328041&otros=imagen_id:1298701

En el mes que pasó, la capacidad kirchnerista de adueñarse de banderas en principio ajenas se mantuvo intacta. A esa conclusión llegaron dirigentes de toda la oposición cuando anteayer escucharon a la Presidenta (otra vez por TV) anunciar el pago extra a jubilados. "¿Qué es esto? ¿No era que no había plata para el 82% móvil?", bramaban en el Congreso. Está claro que los fondos para afrontar una y otra medida no son ni por asomo equivalentes, pero el arrebato de la atención pública está consumado: una vez más, el Gobierno cierra el año con un anuncio navideño que, lejos de promover un ajuste real y perdurable de las jubilaciones, aparece como un parche que impide un debate más profundo.

Como ocurre desde hace años, el Gobierno volvió a salirse con la suya en la discusión del presupuesto. La habitual subestimación de las metas de crecimiento e inflación dará frutos una vez más en 2011 cuando, como pasó esta semana, la Casa Rosada distribuya por fuera de todo control parlamentario miles de millones de pesos de los excedentes de la recaudación. La movida tuvo este año un plus: el escándalo por las supuestas presiones para aprobar el presupuesto que, entre el bumerán, el archivo y el cachetazo de Camaño , terminó golpeando más a la oposición que al oficialismo.

"Pasaron cosas que hubieran sido impensables en vida de Kirchner. Otras, en cambio, demuestran que su forma de entender y ejercer el poder, están hoy más vivas que nunca"

Junto con estas muestras de kirchnerismo puro sin Kirchner, el mes que pasó fue testigo de algunas situaciones que se podrían explicar (en parte, desde ya) por su ausencia.

La primera, la sorpresiva vuelta al denostado FMI. El pedido de asistencia para crear un nuevo índice de precios a nivel nacional no sólo se parece mucho a una capitulación después de años de ataques sistemáticos. Es además la muestra más elocuente de que la inflación, la misma que el Gobierno se empeña en negar, preocupa (y mucho) a la Casa Rosada. Como pasó en 2007 cuando se decidió la intervención del Indec y se puso a Guillermo Moreno al frente de la misión, el ánimo popular (y el bolsillo) de cara a las elecciones de 2011 está en los cálculos de todos.

La voluntad de transparentar las cuestionadas estadísticas oficiales, -cuyo alcance real es aún un misterio-, deja otra preocupación en evidencia: la de liberar de obstáculos el regreso de la Argentina al mercado voluntario de crédito. A eso también apunta la decisión de pagar la deuda con el Club de París, otro de los anuncios con los que sorprendió la Presidenta. Sólo el tiempo dirá cómo se concretará esa cancelación y cuán transparente será el "nuevo IPC Nacional". Ese índice que se presenta como novedad existió hasta 2008 hasta que fue discontinuado por el propio Kirchner.

En este contexto, Amado Boudou, que semanas antes de la muerte de Kirchner llegó a caminar en la cornisa, se convirtió en el niño mimado del gabinete. Aníbal Fernández tuvo que pedirle perdón después del cruce que ambos protagonizaron por la inflación. Fue la disputa más visible de los múltiples tironeos que estallaron en el gabinete tras la muerte de Kirchner.

El ex presidente difícilmente hubiera insistido con el pago al Club de París (que la Presidenta ya había anunciado en 2008). Tampoco hubiera claudicado con la vuelta al Fondo. Menos aun, hubiera dejado que Boudou capitalizara esas decisiones. Como el ministro de Economía en las sombras que siempre fue, habría concentrado el rédito.

"Amado Boudou, que semanas antes de la muerte de Kirchner llegó a caminar en la cornisa, se convirtió en el niño mimado del gabinete"

La debacle de la oposición no se explica sólo por la muerte de Kirchner, claro está. Pero el mes de ausencia no hizo más que ahondar las fisuras y dejarlas al descubierto. El radicalismo está ¿sin retorno? partido entre cobistas y alfonsinistas, el Peronismo Federal renguea entre el portazo de Carlos Reutemann y los amagues de Felipe Solá, al regreso de su luna de miel, Mauricio Macri tendrá que volver a lidiar con un espacio en crisis, la centroizquierda zigzaguea. Todos perdieron a su máximo adversario. El enemigo que, alguna vez, les permitió pensarse como un frente unido. Las elecciones se acercan inexorables y todos perdieron a su máximo adversario.

Un mes sin Kirchner. ¿O con él más presente que nunca?

En Twitter: @lbullrich

Acerca de Hari Seldon

Seldon nació en el 10º mes del año 11.988 de la Era Galáctica (EG) (-79 en la Era Fundacional) y murió en 12,069 EG (1EF).Es originario del planeta Helicon.Profesor de Matemáticas,crador de la PsicoHistoria.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.