El problemas es que los piquetes se le han vuelto en contra y que la gente no aguanta más y le apunta al Gobier no. Ya no hay piquetes buenos y malos, son todos malos.

OPINIÓN

DEL EDITOR AL LECTOR

Se terminó el tiempo de los piquetes buenos

POR RICARDO ROA

twitter-19x19.png
0
facebook-19x19.png
45

ETIQUETAS

17/04/14

Está claro que la ley anti piquetes que propone el Gobierno tiene unos cuantos fundamentos más de los que aparecen en el texto. Justamente eso que falta es lo que explica por qué recién ahora el kirchnerismo se preocupa por los derechos de los afectados por los cortes.

Había dicho Cristina cuando inauguró el año legislativo y repite el proyecto: “Todo el mundo tiene derecho a protestar pero no cortando las calles, impidiendo que la gente vaya a trabajar”.

Esto pasó durante toda la gestión kirchnerista. El problemas es que los piquetes se le han vuelto en contra y que la gente no aguanta más y le apunta al Gobierno. Ya no hay piquetes buenos y malos, son todos malos.

2013 había cerrado con un nuevo récord de piquetes: hubo casi cuatro por día en la Ciudad y muy pocos menos en la provincia de Buenos Aires. Entre las dos, 1836 cortes de calles. Y para todos los gustos. Son parte del paisaje, como lo fue en el puente de Gualeguaychú, bloqueado por años. Ahí, como nunca, se mostró el doble discurso oficial: mientras De Angelis promovía el piquete contra Botnia era bendecido por el Gobierno, cuando cortó rutas por la 125 fue detenido.

Hace años que lo normal es la anormalidad y las calles son cortadas por cualquier causa mientras la Policía, en lugar de evitarlo, desvía el tránsito para cuidar a los piqueteros. Y a veces sumar más caos al caos. Los ejemplos en la Plaza de Mayo, frente a ministerios o en puentes de acceso y la autopista Illía los conocemos todos. A la 9 de Julio la han bloqueado con excusas de todos los colores. Estudiantes secundarios estafados con su viaje de egresados, vecinos del GBA que pedían justicia por un caso de gatillo fácil y la barra de Boca de festejo por el día del hincha. Una vez, empleados tercerizados de Telefónica la cortaron con autos y alambres porque no hacían número suficiente.

La multiplicación de los cortes ha sido proporcional a la pasividad policial. Un mes atrás, esa impunidad fue demasiado incluso para gente como nosotros acostumbrada al descontrol. Un grupo de portuarios y barrabravas alquilados por los portuarios tomó el Puente Avellaneda por una interna gremial y tiró del puente a un discapacitado que pretendió pasar en su moto con su mujer embarazada. No lo mataron de casualidad. La Policía, a unos metros, no hizo nada.

Si lo que es hoy proyecto fuese ley, habría manifestaciones legítimas e ilegítimas y las ilegítimas podrán ser dispersadas aunque luego de una mediación que puede durar hasta dos horas. Eso está claro y está claro también el modo en que pueden ser reprimidas, lo que no está del todo claro es quién dará esa orden.

El Gobierno perdió la calle. Hoy la manejan la izquierda no kirchnerista y los gremios opositores. Han cambiado tanto los tiempos que hasta piqueteros como D’Elía claman en la TV por más amor.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

un patrón frecuente en los intelectuales de izquierda: no eligen para vivir la propia vida en lugares donde sus ideas configuran el sistema de organización social vigente.

Miércoles 16 de abril, 2014

El populista ilustrado

Agustín Laje

Por: Agustín Laje

Con 78 años de edad, murió ayer Ernesto Laclau, el filósofo posmarxista que reivindicó académicamente el populismo y, por consiguiente, que se constituyó en el intelectual orgánico más importante del kirchnerismo.

Laclau vivió en Argentina hasta 1969, fecha en la que migró rumbo a Londres, donde fue residente y trabajó como profesor universitario en Essex hasta sus últimos días. Es curioso advertir en su biografía un patrón frecuente en los intelectuales de izquierda: no eligen para vivir la propia vida en lugares donde sus ideas configuran el sistema de organización social vigente. Pareciera que, al contrario, sus elucubraciones intelectuales están destinadas exclusivamente a prescribir cómo los demás deberían vivir, pues aquéllos mismos, cuando deben decidir sobre su propio destino, indefectiblemente optan por el capitalismo.

Así las cosas, sus dos obras más relevantes, Hegemonía y estrategia socialista (1985) y La razón populista(2005), fueron escritas desde el confort londinense. Ambas están unidas por un denominador común: sus esfuerzos por proponer un renovado marxismo plausible para las luchas ideológicas propias del nuevo milenio y sus nuevas formas de conflicto.

En virtud de su último libro, La razón populista, Ernesto Laclau fue denominado como el “filósofo del populismo” por los medios de comunicación. En resumidas cuentas, el trabajo del fallecido intelectual en esta obra se propone hacer una defensa teórica del populismo en función de una mezcolanza de posmarxismo, posestructuralismo y psicoanálisis lacaniano.

La tesis central de La razón populista es que “el populismo es, simplemente, un modo de construir lo político”.[1] Si esto es así, entonces el populismo subsume una específica manera de otorgar identidad a un grupo político, y esto es lo que interesa a Laclau, quien postula que el populismo comienza a gestarse cuando grupos con demandas de hecho diferentes e insatisfechas, empiezan a articularse de modo tal que configuran entre sí una dimensión equivalente que les otorga una subjetividad social más amplia. En palabras de Laclau: “Tenemos dos formas de construcción de lo social: o bien mediante la afirmación de la particularidad (…), cuyos únicos lazos con otras particularidades son de una naturaleza diferencial, o bien mediante una claudicación parcial de la particularidad, destacando lo que todas las particularidades tienen, equivalentemente, en común. La segunda manera de construcción de lo social implica el trazado de una frontera antagónica; la primera, no”.[2] Arribamos así, a un punto clave: la lógica populista –lógica equivalencial en términos laclaunianos– es una lógica dicotomizante: la constitución del sujeto “pueblo” como depositario de todas las virtudes cívicas sólo es posible a partir de la constitución del “antipueblo”.

Bajo la luz de este pensamiento estructurado a partir de la concepción de la política como amigo/enemigo del jurista nacional-socialista Carl Schmitt, podemos comprender cuando Laclau afirmaba en los medios de comunicación que “el kirchnersmo todavía no ha logrado crear una frontera interna en la sociedad argentina que divida al campo popular del otro campo”, y peticionaba en este sentido. En efecto, para el filósofo K, la fractura social en la Argentina que él miraba desde Inglaterra no era suficiente como para lograr su tan deseada plenitud populista.

Lo cierto es que Laclau nos presenta al populismo como una lógica política radicalmente democrática, por cuanto incluiría sectores y demandas relegadas que, en forma aislada bajo una “lógica diferencial”, no pueden ser atendidas por un sistema institucionalista pero que, a partir de su articulación bajo una “lógica equivalencial” que crea el terreno de irrupción populista, sí puede ser absorbida por el populismo. Sin embargo, lo cierto es que la lógica populista es una lógica que tiende al totalitarismo y no a una democracia respetuosa de las libertades. En efecto, el propio Laclau termina admitiendo que el pueblo construido por el populismo “es algo menos que la totalidad de los miembros de la comunidad: es un componente parcial que aspira, sin embargo, a ser concebido como la única totalidad legítima”.[3]

La teoría se ve fácilmente en la práctica, con sólo observar algunos eslóganes kirchneristas. ¿Qué es aquello de “nacional y popular” sino una reducción del pueblo a la parcialidad kirchnerista? ¿Qué señalan los epítetos “destituyente”, “oligarca”, “gorila”, “cipayo”, etc. que son moneda corriente en el discurso kirchnerista, sino una construcción del antipueblo?

En Hegemonía y estrategia socialista, Laclau –que escribe esta obra junto a su mujer Chantal Mouffe– se propone ajustar la teoría marxista a un nuevo contexto bajo el cual, en su fase tradicional, el marxismo no podría operar con éxito. En la propia introducción, escrita cuando faltaba poco para que el comunismo implosionara, se admite que “el pensamiento de izquierda se encuentra hoy en una encrucijada”. Y lo que resulta central, empieza a advertir la importancia que para el marxismo deben tener otro tipo de luchas que no tienen que ver con las identidades de clase: “Un conjunto de fenómenos nuevos y positivos está también en la base de aquellas transformaciones que hacen imperiosa la tarea de recuestionamiento teórico: el surgimiento del nuevo feminismo, los movimientos contestatarios de las minorías étnicas, nacionales y sexuales, las luchas ecológicas y antiinstitucionales, así como las poblaciones marginales, el movimiento antinuclear, las formas atípicas que han acompañado a las luchas sociales en los países de la periferia capitalista, implican la extensión de la conflictividad social a una amplia variedad de terrenos”.[4]

El libro de marras ha sido, pues, fundacional para el llamado posmarxismo. En efecto, ha barrido con los pilares esenciales del marxismo clásico en aras de poder incorporar luchas sociales que no tienen que ver con la clase social. Así pues, se derribó el tradicional materialismo según el cual la identidad del sujeto revolucionario estaba dada por su posición en las relaciones de producción, y en su lugar se repensó la identidad de los sujetos en virtud del concepto de hegemonía, analizado desde Lenin hasta Gramsci. El término hegemonía, dice Laclau, le “provee de un anclaje a partir del cual las luchas sociales contemporáneas son pensables en su especificidad, a la vez que nos permite bosquejar una nueva política para la izquierda”.[5]

Nuevamente, las consecuencias prácticas están a la vista. ¿No ha hegemonizado la izquierda acaso estas luchas sociales mencionadas por Laclau en su lucha contra el capitalismo liberal? ¿Tal cosa no hubiera sido ciertamente imposible bajo la teoría y, por lo tanto, bajo la estrategia, del marxismo tradicional, estructurado en derredor de la idea de “luchas de clases”? Laclau y Mouffe afirman: “Si el obrero ya no es solamente el proletario, sino también el ciudadano, el consumidor, el participante en una pluralidad de posiciones dentro del aparato institucional y cultural de un país; y si, de otro lado, ese conjunto de posiciones ya no es unificado por ninguna ‘ley del progreso’ (ni tampoco, desde luego, por las ‘leyes necesarias’ de la ortodoxia marxista), entonces la relación entre las mismas pasa a ser una articulación abierta que nada nos garantiza a priori que adoptaráuna u otra forma determinada”.[6] Son, en otras palabras, identidades maleables y, en extremada síntesis, en la hegemonización de estas nuevas “posiciones de sujeto” se basa la estrategia que Laclau propone.

Como hemos intentado de mostrar en este necesariamente breve artículo, no sólo ha muerto el “filósofo kirchnerista” como lo presentan los grandes medios de comunicación. Ha muerto mucho más que eso: ha muerto una mente brillante al servicio de los autoritarios de turno –sería estúpido no reconocer su relevancia intelectual– que ha pensado las bases teóricas tanto del populismo como del posmarxismo que hoy se presentan, parafraseando a Hayek, como el “camino a la servidumbre” del nuevo milenio.

NOTAS:

[1] Laclau, Ernesto. La razón populista. Buenos Aires, FCE, 2013, p. 11.

[2] Laclau, Ernesto. La razón populista. Buenos Aires, FCE, 2013, pp. 103-104.

[3] Laclau, Ernesto. La razón populista. Buenos Aires, FCE, 2013, pp. 107-108.

[4] Laclau, Ernesto. Mouffe, Chantal. Hegemonía y estrategia socialista. Buenos Aires, FCE, 2011, p. 25.

[5] Laclau, Ernesto. Mouffe, Chantal. Hegemonía y estrategia socialista. Buenos Aires, FCE, 2011, p. 27.

[6] Laclau, Ernesto. Mouffe, Chantal. Hegemonía y estrategia socialista. Buenos Aires, FCE, 2011, p. 68.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Argentina K: : ejerciendo el derecho de las bestias con las bestias

THURSDAY, APRIL 3, 2014

Argentina K: el "garantismo" genera linchamientos: ejerciendo el derecho de las bestias con las bestias

LinchandoFull+copy.jpg

Finalmente, la Argentina del "garantismo" y la "puerta giratoria" que da via libre a los crimimales y mantiene a los que no lo son encerrados tras rejas en sus propias casas estallo adoptando la ley del lejano Oeste.

Los linchamientos de delincuentes a manos de vecinos cubriendo todo el pais son la mas perfecta respuesta al desaforado intento de legitimar la impunidad del crimen con un nuevo Codigo Penal que consagra las practicas mas aberrantes de una "decada ganada" para los delincuentes de todo tipo en Argentina.

Si -como titulara el mismisimo Peron en uno de sus libros -titulado La fuerza es el derecho de las bestias-, estas, -las que estan sueltas y descontroladas robando y matando inocentes en las calles argentinas- han encontrado finalmente la horma de su zapato.

Como explicaramos en este Blog, la experiencia internacional demuestra precisamente lo contrario de la "doctrina Zaffaroni" -bautizada con el apellido de un juez de la Suprema Corte designada por los Kirchner que es a la vez titular de conspicuas redes de prostibulos en la ciudad de Buenos Aires.

lo que explica el interes directo en la impunidad de esta clase de delitos promovida por el "garantismo" que justifica la paralizacion de la accion policial y las "puertas giratorias" de las comisarias

Las consecuencias criminales del garantismo han quedado pateticamente en evidencia en el insolito fallo del caso del homicidio y robo del joven Ezequiel Agrest (2011), mered al cual el ladron y homicida -con abundantes antecedentes penales y dos testigos- vio reducida su sentencia bajo el argumento de que "se le escapo un tiro" (de los dos con los que mato a Agrest) tras golpear a la victima mientras la robaba en su domicilio particular.

La tolerancia cero con los delitos menores, en cambio, previene los mayores, como han comprobado Colombia, Singapour y Nueva York al eliminar el crimen en forma espectacular casi sin disparar un solo tiro.

Los argentinos de cierta edad deben recordar el film "El Incidente", que dramatizaba un hecho real -un neoyorquino (Bernard Goetz) que en 1984 mato a unos ladrones que lo acosaban en el subte-

de lo que era la Nueva York setentista, en la que viajar en subte era una aventura

como lo es hoy en Buenos Aires.

Hizo falta un alcalde como Giuliani -hoy consultado por los candidatos presidenciales argentinos-

para aplicar lo descubierto por la investigacion del crimen en Chicago conocida como "las ventanas rotas" . Eliminar los garfittis, encarcelar a los que saltan molinetes o orinan en las calles redujo mas el crimen que miles de policias.
Unos gramos de prevencion superan muchas toneladas de tardia persecucion de grandes crimenes.

Los resultados en New York no se hicieron esperar, con una caida del 34 % del crimen entre 1992 y 2012 (de 2560 homicidios en 1992 a 415 en 2012), durante las gestiones consecutivas de "broken windows" tolerancia cero del republicano Giuliani y el independiente Bloomberg -aqui honrando a su policia por su rol de prevencion en lugar de maniatarla-

Y por cierto, estas politicas probadas en todo el orbe previenen los linchamientos, cuya verdadera causa esta a la vista de cualquiera que camine por las calles argentinas con los ojos abiertos:

Linchando8.jpg

A los "pobres criminales" que protesten por las pateaduras, habra que enviarlos a quejarse a Zaffaroni y Oyarbide.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Prostíbulos: sobreseen al apoderado de Zaffaroni tras pagar una multa…que linda es la justicia Argenta y su p rincipal teórico Zaffaroni

POLÍTICA

Prostíbulos: sobreseen al apoderado de Zaffaroni tras pagar una multa

POR DANIEL SANTORO

Un juez aceptó que abonara un monto mínimo de 12 mil pesos por violar la ley de profilaxis, y cerró la causa.
twitter-19x19.png
0
facebook-19x19.png
119

Polemico-Zaffaroni-conocido-departamentos-prostitucion_CLAIMA20140416_0014_17.jpg

Polémico. El juez Zaffaroni negó haber conocido que en sus departamentos se ejercía la prostitución.

RELACIONADAS

MÁS

16/04/14

El juez de instrucción Carlos Manuel Bruniard declaró extinguida la acción penal y sobreseyóal apoderado del miembro de la Corte Raúl Zaffaroni, Ricardo Montivero, en la causa por violación a la ley de profilaxis abierta por el funcionamiento de prostíbulos en seis departamentos del magistrado del máximo tribunal.

En una resolución firmada el lunes a la que accedió Clarín en exclusiva, Bruniard fundamentó su decisión en que Montivero pagó 12 mil pesos, el mínimo de la multa para este tipo de delitos, y como no tenía antecedentes penales le correspondía el sobreseimiento. Como el fiscal correccional Justo Rovira no apeló, el cierre definitivo de la causa por este escándalo desatado en el 2009 quedó firme.

El fallo se conoce en una semana en que Zaffaroni tuvo duros cruces con el líder del Frente Renovador y diputado nacional, Sergio Massa y críticas al gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, por el proyecto de reforma del Código Penal y la emergencia de seguridad decretada en esa provincia, respectivamente (“El duro …”).

La resolución de Bruniard señala que tanto Montivero como otros imputados “habrían infringido las disposiciones del artículo 17 de la ley 12.331 de Profilaxis Antivenérea el cual prevé una multa para quienes sostengan, administren o regenteen en forma ostensible o encubiertamente casas de tolerancia (prostíbulos en el viejo lenguaje judicial)”. “En caso de reincidencia sufrirán prisión de uno a tres años, la que no podrá aplicarse en calidad de condicional. Si fuesen ciudadanos por naturalización, la pena tendrá la accesoria de pérdida de la carta de ciudadanía y expulsión del país una vez cumplida la condena; expulsión que se aplicará, asimismo, si el penado fuese extranjero”, agrega ese artículo.

El legislador porteño por UNEN y líder de la Organización No Gubernamental La Alameda, Gustavo Vera, criticó que Bruniard haya aceptado la multa mínima y no se haya profundizado la investigación. “Además, hay muchas evidencias que indican que Zaffaroni no podía desconocer lo que sucedía”, agregó el diputado amigo del papa Francisco.

La causa se inició el 15 de diciembre de 2009 con una megadenuncia sobre prostíbulos que funcionaban en la Capital Federal. Luego se supo que seis de las propiedades en las que se ejercía la prostitución eran del juez de la Corte Suprema.

Zaffaroni dijo que era una denuncia de la “prensa amarillista” sin sustento y luego deslindó responsabilidades en Montivero, quien administraba las propiedades y las daba en alquiler a inmobiliarias. “Hasta ahora lo que hay es un ilícito civil de desnaturalización del contrato de locación, del cual yo soy una víctima.

Si hay delito de trata lo analizará la Justicia”, había expresado el juez de la Corte cuando estalló el caso.

La causa sufrió, además, el problema de que Marcia González, quien regenteaba cuatro de los prostíbulos murió en el 2012 en un accidente automovilístico en Misiones. En el auto viajaban cuatro personas más, entre ellas Angélica Duarte, quien alquilaba los otros dos departamentos de Zaffaroni. Y era conducido por un ex comisario de la Policía Federal, Juan José Cantero, de 53 años, que había estado casado con Duarte y fue pasado a disponibilidad ante la denuncia de Vera

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Benvenuto al reino del bolonqui. Benvenuto a l’Argentina.

OPINIÓN

HUMOR POLÍTICO

Guía económica para turistas 2014

POR ALEJANDRO BORENSZTEIN

twitter-19x19.png
0
facebook-19x19.png
3K

ETIQUETAS

13/04/14

Ci ao amico turista!! ¿un’altra volta in Argentina? ¿Le piace el quilombo? Lei è arrivato al lugare justo en el momento oportuno.

Antes que nada, supongo que ya se avivó de cómo es el asunto de los dólares. Si usted al bajar del avión cambia los verdes en el aeropuerto, en una casa de cambio o en un banco, le van a dar 8 mangos por cada dólar. Pero si le guiña el ojo al conserje del hotel o a cualquier argentino que pase por ahí, le van a dar entre 10 y 11 mangos. Todo el mundo lo sabe y el que no lo sabe se aviva en cuanto llega. Es más, supongo que el comandante del avión cuando anuncia el descenso ya va avisando: “Ladies and gentlemen, en pocos minutos más aterrizaremos en el Aeropuerto de Ezeiza donde la temperatura es de 18 grados y el dólar blue cotiza a 10,50.” El Gobierno, que cada día tiene menos dólares, podría hacerse de los verdes que traen los turistas, pero no. En lugar de poner un dólar turista a 10 para que los visitantes los vendan en el sistema legal, lo pone a 8 y los obliga a ir corriendo a la cueva de Pepe “el cambista”, donde le van a dar entre 10 y 11 mangos por dólar. De ese modo, sus dólares (o sea los del turismo entrante) los toma Pepe, quien a su vez se los vende a Juan Carlos Colchón y ahí se quedan para siempre, fuera del sistema financiero y lo más lejos del Banco Central posible. Parece joda pero es así. A veces quiero creer que el Gobierno nos debe tener preparada alguna sorpresa porque tan boludos no pueden ser.

En realidad, lo que pasó es que entre la falta de inversión externa, la corrida del dólar por la inflación, más toda la energía que debemos importar, se nos empezaron a acabar las reservas. Entonces el gobierno estableció el cepo logrando por un lado que se vayan menos dólares, pero por el otro que no entre ni un puto verde más. Nunca menos.

El Gobierno devaluó de 6 a 8, y para que la gente no corra a comprar dólares y se quede en pesos, te ofrecen tasas exorbitantes, y si los apurás un poco te mandan a un pibe de La Cámpora para que te lleve el desayuno a la cama.

Pero como de todos modos los dólares podrían acabarse antes de que la Compañera Jefa termine su mandato, el Gobierno mandó a quemar todos los documentos de Carta Abierta y los libritos de Laclau y a borrar cuanta pavada dijeron en estos años, y sale por el mundo a hacer kirchnerismo a la gorra. Por ahora no juntó ni una moneda.

El premier francés le prometió a nuestra Presidenta que le van a dar un “trato preferencial” a la Argentina en la negociación por la deuda con el Club de París. Para mí, “trato preferencial” significa que no vamos a tener que hacer la cola en la ventanilla. Nada más. Pero garpar, nos van a hacer garpar como Dios manda.

Para conseguir que alguien nos preste algo, lo mandaron a Kicillof al FMI a explicarles que todo lo que dijimos sobre ellos durante 10 añosera una jodita para Showmatch.

El kirchnerismo, con la humildad que lo caracteriza, le dice a sus militantes que el ministro va a negociar de igual a igual, sin aceptar condicionamientos, a lo macho y sin corbata. Eso tiene una mala y una buena. La mala para Kicillof es que va a arrancar su negociación sin corbata y la va a terminar sin calzones. La buena es que, por lo menos,ya lo echaron a Strauss-Khan, que no perdonaba un solo culo.

A esto se le suma el tema de los subsidios indiscriminados. Por ejemplo, Pepe “el cambista”, el que le va a comprar los dólares a usted, tiene una casa lindísima con jardín y pileta, pero como a veces el agua está un poco fría y él es medio maricón, la climatiza con el gas que le subsidia el gobierno. Cuando el agua se ensucia un poquito o se llena de hojas, viene a limpiarla el jardinero quien, para prender una hornalla en su casa, usa una garrafa sin subsidio que vale más cara que cada goma del Audi que Pepe “el cambista” se compró el año pasado con el famoso dólar subsidiado para los autos importados. A esta parábola ridícula la llaman proyecto nacional y popular.

El Gobierno se defiende diciendo que bajó la pobreza al 5%. Todos los estudios serios sobre este tema coinciden en que la Argentina tiene 10 millones de pobres. Conclusión: o los del gobierno son unos vendehumo o la Argentina ya tiene 200 millones de habitantes.

En el medio de todo esto, los sindicalistas hicieron un paro general al que se sumó más gente de lo previsto. Un poco porque ya están hartos del kirchnerismo y otro poco porque aunque hubieran querido ir a laburar no podían ni llegar a la esquina. La oposición festejó la medida que encabezó Moyano quien para ellos antes era un gordo impresentable, corrupto, violento y feo y ahora es Richard Gere.

El gobierno saltó con los argumentos más retrógrados del viejo menemismo: “Qué vergüenza, la plata que el país pierde por un día que no se trabaja!!!

, frase que podría tener algún sentido si no fuera que este gobierno es el inventor del Ministerio de Feriados y Días Puente. Para que usted tenga una idea, amigo turista, entre hoy Domingo 13 y el domingo 4 de mayo (21 días) sólo se van a laburar 11 días. Y si usted es judío sólo va a laburar… 9 días!! (¡¡¡Iupiiiii!!!¡¡¡ Chupate esta mandarina D’Elía!!!) Ahora resulta que estos ñatos se vienen a preocupar por lo que pierde el país en un día de huelga.

El gobierno ya avisó que no piensa cambiar y no tiene nada que hablar con nadie. Se sabe que el diálogo entre integrantes de la humanidad es una mercadería que el kirchnerismo no trabaja.

Sin embargo, desde la última vez que usted vino, hace un año, las cosas políticamente hablando cambiaron un poquito. ¿Se acuerda que el gobierno buscaba reformar la Constitución y habilitar la reelección indefinida? ¿Se acuerda de aquel acto en Rosario con la Compañera Jefa agitando su brazo, cual barrabrava, al grito de “vamos por todo”? Bueno, al final parece que no.

No anduvo.

Y todo lo que ahora puede venir huele a terrícola: Binner, Macri, Massa, Sanz, Scioli o XX (por orden alfabético para que ninguno se la crea). No sé si serán mucho mejores, pero por lo menos son seres que hablan con el género humano.

Mi consejo, amigo turista y amigo compatriota, es que use sus dólares para comprar todo lo que encuentre y sirva. Fábricas, empresas, campos, departamentos, terrenos. Lo que sea. Tarde o temprano, cuando estos muchachos empiecen a hacer las valijas, todos los activos van a valer mucho más.

Y si me equivoco, por lo menos la habrá pasado bien. Cuando lei arriva, sempre hay qualcosa divertente per mostrare.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario