La verborragia de Axel apuró el regreso al club del default

EDICIÓN IMPRESA COLUMNISTAS 31.07.14 | 00:00

Axel Kicilloff jamás entendió el daño que le hizo a la Argentina con su discurso de ayer en Nueva York. Habló como si fuera un panelista de polémicas en TV, criticando por enésima vez al juez Thomas Griesa e ignorando el efecto que sus palabras, sus dudas y sus contradicciones provocaron en la sociedad. Porque el que hablaba no era un librepensador de Parque Chas. Era el ministro de Economía de un país en recesión que acababa de quedar en default. Y la gravedad de la situación merecía una respuesta más concreta, más prolija y más responsable que los 34 minutos de verborragia que dejaron perfectamente en claro la enorme confusión que embarga al Gobierno.

Porque, ¿de qué otra manera puede calificarse el giro que el kirchnerismo gobernante dio en 24 horas? El martes había bendecido la decisión de los banqueros de Adeba, encabezados por Jorge Brito, para que fuera el sector privado el que hiciera una oferta por el total de la deuda con el fondo NML y despejara la sombra del default que acechaba a la Argentina. La iniciativa había cambiado el clima dramático de la semana. Las acciones de las principales empresas argentinas subieron, al igual que los bonos. El dólar bajó. Y hasta la oposición saludó el soplo de sensatez. Sin embargo, todo cambió cuando Kicilloff apareció ayer con el tono de batalla que acompañó sus yerros más notables. Y hasta se permitió una dosis de cinismo para decir que “me enteré por los diarios que algunos banqueros iban a hacer una oferta…”. Una falta de respeto innecesaria para tantos argentinos que sienten en carne propia los golpes que esta clase de vaivenes producen en la economía real.

El discurso de Kicillof no sólo frustró las negociaciones entre los banqueros argentinos y los representantes de los fondos buitres. También generó incertidumbre en el buque averiado del peronismo, que vislumbra en las consecuencias del default una amenaza para sus posibilidades de mantenerse en el poder más allá del cercano 2015. Colaboradores del propio presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, debieron negar anoche las versiones de renuncia que transitaban el poder y aludían a la paciencia perdida por el funcionario más respetado por el sector financiero. El protagonismo del ministro de Economía eclipsó a Fábrega y avivó las tensiones en el Gobierno.

¿Decidió Cristina apostar la calma de su fin de ciclo a una cruzada de ficción contra los fondos buitres? ¿Aceptó finalmente ser retratada en la misma fotografía del default que también integra el peronista Adolfo Rodríguez Saá? Pese a la persistencia de algunos negociadores que anoche gastaban sus últimos cartuchos en Nueva York, el regreso a Buenos Aires de los banqueros de Adeba marcaban el retorno de la Argentina al club de los países que no pagan sus compromisos. Si a ese túnel oscuro se le agregan el presente de inflación elevada, déficit fiscal y consumo estancado, podrá proyectarse un futuro complicado por los errores propios y la fatal demora para corregirlos.

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Argentina 2014…en Default otra vez …sin aplausos a rabiar en el Congreso pero con Chichilof sin corbata!

MARKETS

Argentina, Creditors Fail to Reach Deal

Country is ‘Imminently’ in Default, Mediator Says, as S&P Downgrades Rating

By

NICOLE HONG,
TAOS TURNER and
MATT DAY
CONNECT

Updated July 30, 2014 7:57 p.m. ET

Talks aimed at a last-minute settlement between Argentina and holdout creditors collapsed late Wednesday, and a court-appointed mediator said the country would "imminently" be in default.

At a news conference after talks with the mediator ended, Argentine Economy Minister Axel Kicillof, who had led the country’s delegation to New York, said "we won´t sign an agreement that would compromise Argentina´s future." A spokeswoman later said negotiations would continue, without giving a timetable.

The likely default would be Argentina’s second in 13 years. Analysts said the setback would rock Argentine markets Thursday, as the country’s stocks and bonds had rallied this week on hopes that the two sides would reach a deal and avert default.

MI-CE248B_ARGBO_G_20140730142403.jpg

The development is the latest twist in a yearslong battle between Argentina and a small group of hedge funds demanding full payment for bonds the country defaulted on in 2001. Argentina has exhausted its legal options after the U.S. Supreme Court declined last month to hear its appeal of a ruling requiring that the holdouts get paid.

Wednesday marked the end of a 30-day grace period for Argentina to make a $539 million interest payment to the holders of the country’s restructured bonds that was due on June 30. Unlike in 2001, Argentina’s economy isn’t in crisis, though it is seen as vulnerable. However, a ruling by U.S. District Judge Thomas Griesa prevents Argentina from paying restructured bondholders until the holdouts are compensated.

"Default is not a mere ‘technical’ condition, but rather a real and painful event that will hurt real people," said court-appointed mediator Daniel Pollack in a statement late Wednesday. He added, "The full consequences of default are not predictable, but they certainly are not positive."

Earlier Wednesday, Standard & Poor’s Ratings Services declared Argentina in default on some of its bonds.

A default could shave as much as one percentage point off growth this year, causing an economy already mired in recession to shrink further, said Martin Redrado, former governor of Argentina’s central bank.

Argentina’s economy minister, Axel Kicillof, speaks to the media after leaving negotiations Tuesday in New York. WSJ’s Matthew Cowley explains Argentina’s dispute with creditors and the long-standing battle that stems from the country’s default in 2001. (Photo: Getty Images)

Analysts said it also would fuel inflation, which some economists say already totals 40%, and deepen the country’s recession. It could roil the country’s financial markets, ending a period of relative calm in the peso’s exchange rate and Argentine bond prices. Argentina’s bonds had soared to multiyear highs before the S&P announcement, which came after markets closed. Investors said they were encouraged by marathon talks on Tuesday and Wednesday between Argentine officials and a court-appointed mediator, as well as a proposal by Argentine banks to pay the holdout creditors.

Argentine officials left Mr. Pollack’s offices in New York Wednesday evening after six hours. The talks followed a 12-hour negotiation session on Tuesday where Argentine officials and the holdouts met face to face for the first time.

Mr. Kicillof, the economy minister, said a private-sector solution was a possibility, apparently referring to a proposal by a group of Argentine banks to offer a $250 million guarantee to the holdouts. The idea is to give the hedge funds a financial incentive to ask Judge Griesa to suspend his ruling until the end of the year and allow payment of holders of restructured bonds.

Enlarge Image

BN-DX150_0730ar_D_20140730112923.jpg

Argentina’s economy minister, Axel Kicillof, arrives Wednesday morning at the office of the debt-dispute mediator in New York. Agence France-Presse/Getty Images

Argentina’s Debt Standoff

There are many investors who have actually bet on an Argentine default through so-called credit default swaps, but it could be days before those investors find out whether they can collect on their bets.

Decisions about CDS payouts are made by a panel convened by the International Swaps and Derivatives Association, a financial trade group. There are $20.7 billion of CDS outstanding on Argentine government debt, according to Depository Trust & Clearing Corp.

The immediate impact to debt markets outside Argentina is expected to be limited. Argentina has been relatively isolated from global financial markets since its default in 2001, and the country’s legal battles with its creditors have dragged on in U.S. courts for years. When Argentina defaulted in 2001, the country’s bonds made up 20% of J.P. Morgan’s widely followed emerging-market debt index. Now, they are only 1.3% of the index, signaling little chance that another default would rattle the global economy.

"I don’t think this is going to have much repercussion outside of Argentina," said Clyde Wardle, a senior currency strategist with HSBC. "It doesn’t seem like external markets have been affected up to this point."

From the Archives

However, the case has raised questions about the power of U.S. courts to adjudicate cases involving sovereign nations and their creditors. The concerns stem from a controversial 2012 ruling made by Judge Griesa, who said Argentina is not allowed to pay its restructured bondholders unless it also pays its holdouts. Lawyers said the ruling marked the first time a U.S. judge had issued such an injunction on the so-called "pari passu" clause, which states that all bondholders must be treated equally.

The U.S. government has called Judge Griesa’s ruling "impermissibly broad" and said it could undermine U.S. foreign relations. The International Monetary Fund and other organizations warned that Judge Griesa’s ruling could make it easier for a handful of creditors to disrupt other debt restructurings. "There is a cost to the world," IMF Chief Economist Olivier Blanchard said last week.

Even if Argentina reaches a deal with holdouts, it likely won’t be enough on its own to right the country’s finances, said Roberto Sifon-Arevalo, head of the Latin America sovereign group at Standard & Poor’s.

MI-CE256_ARGBON_G_20140730172756.jpg

Protesters in Argentina hold a mock vulture as they demonstrate against holdout investors locked in a legal battle with the country. Reuters

A deal "would definitely be a good thing. I don’t think that it would automatically be a solution, or a dramatic game-changer. It will be a very important factor though," he said. "The macroeconomic environment in the country has deteriorated significantly. It’s weak and getting weaker. This situation certainly does not help."

Argentina’s legal battle with these holdout creditors have dragged on for nearly a decade, one of many lawsuits filed against the country after it defaulted on nearly $100 billion in debt in 2001.

Still, the idea of default isn’t much of a concern for many Argentines, who have lived through much greater crises over the decades and who are adept at adapting to financial and economic setbacks.

"We talk about this as if it’s something normal. I’m not losing any sleep over it," said Juan Chamale, 36, who works at a Kodak store in downtown Buenos Aires. "We’re very used to this kind of thing and have learned to take it in stride."

—Dan Strumpf, Ken Parks and Katy Burne contributed to this article.

Write to Nicole Hong at nicole.hong, Taos Turner at taos.turnerand Matt Day at matt.day

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Disociar la moral de la ideología es abrir las puertas de la vida política al crimen y a las peores injusticia s.

Martes 29 de julio de 2014 | Publicado en edición impresa

Dogmatismo

Los peligros de disociar la moral de la ideología

Por Mario Vargas Llosa | Para LA NACION

1412984w120.jpg

Comentá27Facebook50Twitter10

CASCAIS, Lisboa

.- Se acaba de reeditar en Estados Unidos un libro de Tony Judt que apareció por primera vez en 1992 y que yo no conocía: Past Imperfect: French Intellectuals, 1944-1956. Me ha impresionado mucho porque yo viví en Francia unos siete años, en un período, 1959-1966, aún impregnado por la atmósfera y los prejuicios, acrobacias y desvaríos ideológicos que el gran ensayista británico describe en su ensayo con tanta severidad como erudición.

El libro quiere responder a esta pregunta: ¿por qué, en los años de la posguerra europea y más o menos hasta mediados de los años 60, los intelectuales franceses, de Louis Aragon a Sartre, de Emmanuel Mounier a Paul Éluard, de Julien Benda a Simone de Beauvoir, de Claude Bourdet a Jean-Marie Doménach, de Maurice Merleau-Ponty a Pierre Emmanuel, etcétera, fueron pro soviéticos, marxistas y compañeros de viaje del comunismo? ¿Por qué resultaron los últimos escritores y pensadores europeos en reconocer la existencia del Gulag, la injusticia brutal de los juicios estalinistas en Praga, Budapest, Varsovia y Moscú que mandaron al paredón a probados revolucionarios? Hubo excepciones ilustres, desde luego, Albert Camus, Raymond Aron, François Mauriac, André Breton entre ellos, pero escasas y poco influyentes en un medio cultural en el que las opiniones y tomas de posición de los primeros prevalecían de manera arrolladora.

Judt traza un fresco de gran rigor y amenidad del renacer de la vida cultural en Francia luego de la liberación, una época en la que el debate político impregna todo el quehacer filosófico, literario y artístico y abraza los medios académicos, los cafés literarios y revistas como Les Temps Modernes, Esprit, Les Lettres Françaises o Témoignage Chrétien, que pasan de mano en mano y alcanzan notables tiradas. Comunistas o socialistas, existencialistas o cristianos de izquierda, sus colaboradores discrepan sobre muchas cosas, pero el denominador común es un antinorteamericanismo sistemático, la convicción de que entre Washington y Moscú aquél representa la incultura, la injusticia, el imperialismo y la explotación y éste el progreso, la igualdad, el fin de la lucha de clases y la verdadera fraternidad. No todos llegan a los extremos de un Sartre, que, en 1954, luego de su primer viaje a la URSS, afirma, sin que se le caiga la cara de vergüenza: "El ciudadano soviético es completamente libre para criticar el sistema".

No se trata siempre de una ceguera involuntaria, derivada de la ignorancia o la mera ingenuidad. Tony Judt muestra cómo ser un aliado de los comunistas era la mejor manera de limpiar un pasado contaminado de colaboración con el régimen de Vichy. Es el caso, por ejemplo, del filósofo cristiano Emmanuel Mounier y algunos de sus colaboradores de Esprit, quienes, en los comienzos de la ocupación, habían sido seducidos por el llamado experimento de nacionalismo cultural Uriage, patrocinado por el gobierno, hasta que, advertidos de que era manipulado por las fuerzas nazis de ocupación, se apartaron de él. Y yo recuerdo que, a comienzos de los años 60, ante unos manifestantes universitarios que querían impedirle hablar y le citaban a Sartre, André Malraux les respondió: "¿Sartre? Lo conozco. Hacía representar sus obras de teatro en París, aprobadas por la censura alemana, al mismo tiempo que a mí me torturaba la Gestapo".

Tony Judt dice que, además de la necesidad de hacer olvidar un pasado políticamente impuro, detrás del izquierdismo dogmático de estos intelectuales, había un complejo de inferioridad del medio intelectual, por la facilidad con que Francia se rindió ante los nazis y aceptó el régimen pelele del Mariscal Pétain, y fue liberada de manera decisiva por las fuerzas aliadas encabezadas por Estados Unidos y Gran Bretaña. Aunque existió, desde luego, una resistencia local y una participación militar (gaullista y comunista) en la lucha contra el nazismo, Francia sola no hubiera alcanzado jamás su propia liberación. Esto, sumado a la cuantiosa ayuda que recibía de Estados Unidos, a través del Plan Marshall, en sus trabajos de reconstrucción, habría diseminado un resentimiento que explicaría, según Judt, esa enfermedad infantil del izquierdismo pro estalinista que signó su vida intelectual entre 1945 y los años 60.

En el polo opuesto, destaca la figura de Albert Camus. No sólo lucidez hacía falta, en los años 50, para condenar los campos soviéticos de exterminio y los juicios trucados; también un gran coraje para enfrentar una opinión pública sesgada, la satanización de una izquierda que tenía el control de la vida cultural y una ruptura con sus antiguos compañeros de la resistencia. Pero el autor de El hombre rebelde no vaciló, afirmando, contra viento y marea, que disociar la moral de la ideología, como hacía Sartre, era abrir las puertas de la vida política al crimen y a las peores injusticias. El tiempo le ha dado la razón y por eso las nuevas generaciones lo siguen leyendo, en tanto que a la mayor parte de quienes entonces eran los dómines de la vida intelectual francesa, se los ha tragado el olvido.

Un caso muy interesante, que Tony Judt analiza con detalle, es el de François Mauriac. Resistente desde el primer momento contra los nazis y Vichy, sus credenciales democráticas eran impecables a la hora de la liberación. Eso le permitió enfrentarse, con argumentos sólidos, a la marea pro estalinista y, sobre todo, como católico, a los progresistas de Esprit y Témoignage Chrétien, que en muchas ocasiones, como durante las polémicas sobre el Gulag que desataron los testimonios de Víktor Kravchenko y de David Rousset, hicieron de meros rapsodas de las mentiras que fabricaba el Partido Comunista francés. Por otra parte, tanto en sus memorias como en sus ensayos y columnas periodísticas se adelantó a todos sus colegas en iniciar una profunda autocrítica de los delirios de grandeza de la cultura francesa, en una época en la que -aunque muy pocos lo percibieran entonces además de él- precisamente entraba en una declinación de la que hasta ahora no ha vuelto a salir. Nunca me gustaron las novelas de Mauriac y por eso descarté sus ensayos; pero este libro de Judt me ha convencido de que fue un error.

Sin embargo, no todo es convincente en el libro. Es imperdonable que, además de Camus, Aron y otros, no mencione siquiera a Jean-François Revel, que, desde fines de los años 50, libraba también una batalla muy intensa contra los fetiches del estalinismo, y que no resalte bastante la denuncia del colonialismo y el apoyo a las luchas del Tercer Mundo por librarse de las dictaduras y la explotación imperial, que fue uno de los caballos de batalla y quizá el aporte más positivo de Sartre y muchos de sus seguidores de entonces.

De otro lado, aunque la dura crítica de Tony Judt a lo que llama la "anestesia moral colectiva" de los intelectuales franceses sea, hechas las sumas y las restas, justa, omite algo que, quienes de alguna manera vivimos aquellos años, difícilmente podríamos olvidar: la vigencia de las ideas, la creencia -acaso exagerada- de que la cultura en general, y la literatura en particular, desempeñarían un papel de primer plano en la construcción de esa futura sociedad en que libertad y justicia se fundirían por fin de manera indisoluble. Las polémicas, las conferencias, las mesas redondas en el escenario atestado de la Mutualité, el público ávido, sobre todo de jóvenes, que seguía todo aquello con fervor y prolongaba los debates en los bistrots del Barrio Latino y de Saint Germain: imposible no recordarlo sin nostalgia.

Pero es verdad que fue bastante efímero, menos trascendente de lo que creímos, y que lo que entonces nos parecían los grandes fastos de la inteligencia eran, más bien, los estertores de la figura del intelectual y los últimos destellos de una cultura de ideas y palabras no recluida en los seminarios de la academia, sino volcada sobre los hombres y mujeres de la calle..

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

El vínculo entre el dinero y la política, una sombra que persigue a los Kirchner

Martes 29 de julio de 2014 | Publicado en edición impresa

Por Taos Turner y Santiago Pérez | The Wall Street Journal Americas

Comentá375Facebook199Twitter78

el-caso-de-lazaro-baez-1921753w645.jpg Tras la muerte de Néstor Kirchner, Lázaro Báez erigió un mausoleo de tres pisos en su honor en Río Gallegos, inspirado en el Dôme des Invalides de París. Foto: Archivo

RÍO GALLEGOS, Argentina- Durante los 11 años en los que han dominado la política nacional, la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner , y su difunto esposo,Néstor Kirchner , han acumulado una pequeña fortuna.

Entre 2003, cuando Néstor Kirchner fue electo presidente, y 2010, cuando murió, el patrimonio de la pareja aumentó de US$2,5 millones a US$17,7 millones, según sus declaraciones juradas anuales ante la Oficina Anticorrupción. Muchos argentinos quieren saber de dónde provino ese dinero.

Una serie de investigaciones judiciales ha sacudido la política argentina al dirigir la atención a negocios de altos funcionarios y sus socios. A fines de junio, el vicepresidente Amado Boudou fue procesado por los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles con su función en relación a la compra de una imprenta en bancarrota. Un ex secretario de Transporte fue procesado en abril bajo cargos de enriquecimiento ilícito. Ambos han negado las acusaciones. Hace dos años, una ex ministra de Economía fue condenada por los delitos de encubrimiento agravado y sustracción de documento público en una investigación sobre una bolsa con efectivo hallada en el baño de su oficina.

No obstante, la investigación que ha generado más polémica tiene que ver con un empresario del sector constructor con lazos estrechos con los Kirchner. Un fiscal en Buenos Aires acusó a Lázaro Báez de lavar cerca de US$65 millones a través de una red global de empresas fantasma. El fiscal,José María Campagnoli , dijo en una entrevista que el dinero habría sido desviado de fondos del gobierno destinados a obras públicas y que Báez era testaferro de los Kirchner.

Pero la pesquisa de Campagnoli fue interrumpida cuando las autoridades judiciales lo suspendieron, acusándolo de excederse en sus funciones y filtrar información a los medios. Campagnoli niega las acusaciones y afirma que es perseguido por investigar la corrupción. Ahora encara un proceso judicial por el que podría ser destituido.

En una entrevista, Báez negó las acusaciones del fiscal, que calificó como parte de una campaña para perjudicar a su empresa y desacreditar al gobierno kirchnerista. Un portavoz de Báez ha dicho que el empresario no tiene inversiones en ningún país fuera de Argentina.

Funcionarios del gobierno de Kirchner no respondieron a pedidos de comentarios sobre la riqueza de la presidenta o las investigaciones de corrupción. En su única declaración pública sobre su patrimonio -un intercambio tenso y escueto con estudiantes de la Universidad de Harvard en 2012- Kirchner, de 61 años, dijo: "Teníamos y tengo una determinada posición económica que ha sido producto de que he trabajado toda mi vida y he sido una muy exitosa abogada. Ahora soy una exitosa presidenta también, gracias".

el-caso-de-lazaro-baez-1921754w645.jpg

Pero los escándalos han socavado la popularidad de Kirchner en un momento delicado. Cuando le quedan menos de 18 meses de mandato, la presidenta intenta estabilizar una de las economías más vulnerables de América Latina. La inflación galopante y la escasez de divisas han llevado a Argentina a la recesión. Sólo 26% de los argentinos aprueban su gestión, según una encuesta reciente de la consultora Management & Fit.

Asimismo, el país mantiene una disputa judicial con un grupo de acreedores extranjeros. En junio, la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó analizar un fallo de un tribunal de menor instancia que exige a Argentina pagar toda la deuda que mantiene con un puñado de bonistas que rechazaron su oferta de unos 30 centavos por dólar sobre cerca de US$100.000 millones en deuda que incumplió en 2001. El gobierno sostiene que no tiene dinero para acatar la orden. Pero si no lo hace hasta el miércoles, el país podría enfrentar su segunda cesación de pagos en 13 años.

Uno de los acreedores que no aceptaron canjes -conocidos como holdouts-, el fondo de cobertura estadounidense NML Capital Ltd., quiere que una corte federal de Nevada le ayude a embargar activos que, afirma, están en manos de firmas fantasma de Báez, alegando que el dinero fue básicamente robado del Estado argentino. Un tribunal federal de Nueva York ha determinado que NML tiene derecho a obtener información sobre activos argentinos en el exterior en su intento por cobrar la deuda. Un vocero de Báez describió la solicitud de NML como "oportunista y poco seria en su concepción".

Los Kirchner forjaron una exitosa reputación en Argentina al presentarse como defensores de los oprimidos. Cristina Kirchner fue electa en 2007, reemplazando a su marido.

Manuel Garrido, un ex fiscal anticorrupción durante los mandatos de los Kirchner, dice que los escándalos "reflejan el surgi-miento de un capitalismo clientelar, oligarcas que emergieron en la última década al calor de sus vínculos con los funcionarios". Garrido renunció en protesta en 2009, afirmando que los Kirchner limitaron sus poderes de investigación después de que indagó presuntos actos de corrupción que involucraban al gobierno. Funcionarios no respondieron a pedidos de declaraciones.

Austral Construcciones S.A., la principal empresa de construcción de Báez, fue creada semanas antes de que Néstor Kirchner asumiera el poder en 2003. Desde que la pareja se mudó a la Casa Rosada, el palacio presidencial, la firma de Báez ha recibido cientos de millones de dólares en contratos de obras públicas en Santa Cruz y se ha convertido en el mayor empleador del sector privado en la provincia.

Báez, de 58 años, contó que conoció a Néstor Kirchner jugando al basquetbol y al fútbol en los años 70. Su amistad se fortaleció gracias a su amor por los deportes y el activismo político en el movimiento peronista. Kirchner solía ir a su chacra, dijo, para jugar al fútbol y comer asados.

Durante una entrevista en su oficina, sentado frente a una inmensa fotografía de los Kirchner en un acto político, Báez dijo que su empresa se expandió rápidamente porque los Kirchner elevaron el gasto público para fomentar el crecimiento regional, el empleo y el desarrollo social.

"Esta no es una empresa fantasma", aseveró mientras caminaba por la sede de su firma en Río Gallegos, la melancólica capital de Santa Cruz , en la Patagonia argentina. Mostró docenas de topadoras, trituradoras, camiones y otra maquinaria pesada.

Báez afirmó que el gasto público de los Kirchner transformó Santa Cruz, una provincia rica en petróleo, y el país. Dijo que Austral Construcciones cambió las reglas del juego en un sector donde media docena de compañías dominaban las licitaciones de obras públicas. Conduciendo su pickup Toyota Hilux negra por Río Gallegos, señaló una nueva escuela y proyectos de vivienda pública que su empresa construyó con financiamiento del gobierno nacional.

"La mayoría que escribe sobre esto no sabe lo que hacemos," comentó mientras caminaba por el gimnasio de la nueva escuela. Aseguró que este tipo de infraestructura moderna no existiría sin los Kirchner.

"La cuestión judicial nos ha hecho un daño gigantesco," indicó. El escándalo "nos quita a nosotros mucho nivel de participación en la obra pública, es una manera elegante de sacarnos de la cancha".

Báez dijo que el negocio de su empresa es transparente. Atribuyó el escándalo a un intento de sus detractores por descarrilar sus esperanzas de ganar una licitación para construir un proyecto hidroeléctrico de casi US$5.000 millones.

En abril de 2013, el periodista argentino Jorge Lanata hizo revelaciones sobre la empresa de Báez en su popular programa de noticias. "Periodismo para todos" mostró entrevistas grabadas con una cámara oculta a Leonardo Fariña , quien dijo que manejaba una fortuna de US$5.000 millones para Báez y se desempeñaba como su valijero.

En los videos, Fariña afirmó que socios de Báez cargaban valijas de efectivo en el jet ejecutivo del empresario y las transportaban a Buenos Aires. Allí, el dinero era llevado a una firma de servicios financieros conocida informalmente como "La Rosadita", afirmó, a cinco cuadras de la Casa Rosada. Había demasiado dinero para ser contado a mano, explicó, así que lo pesaban para determinar su valor y luego lo enviaban a paraísos fiscales. Fariña también contó haber jugado al fútbol y socializado con Néstor Kirchner. Federico Elaskar , dueño de la firma financiera, apareció en el programa y corroboró los co-mentarios de Fariña.

Después de la emisión del programa, tanto Fariña como Elaskar se retractaron, diciendo que le habían mentido a Lanata. Pero Campagnoli dijo que su equipo verificó sus vínculos con Báez y su participación en una presunta trama de lavado de dinero que utilizó una red de empresas fantasma.

En una reciente entrevista, Campagnoli alegó que Báez era un testaferro de los Kirchner y que desvió fondos destinados a proyectos de obras públicas. Dijo que solicitó allanamientos en las residencias de los Kirchner para conseguir pruebas. El pedido fue rechazado por un juez. Báez aseguró que llevó a cabo los contratos de obras públicas de forma apropiada y desestimó como "ridículas" las acusaciones de que había trasladado valijas de efectivo.

En diciembre pasado, después de que Campagnoli presentó dos informes a un juez federal, fue suspendido tras ser acusado de filtrar información y excederse en su jurisdicción.

El caso fue tomado por otro fiscal y ahora está en manos del juez federal Sebastián Casanello. A principios de mayo, procesó a Fariña y Elaskar por lavado de dinero no relacionado a sus presuntos vínculos con Báez, pero no ha presentado cargos contra el empresario. La investigación continúa.

Fariña se encuentra en la cárcel mientras aguarda un juicio por evasión fiscal vinculado a otra investigación. Su abogado, Iván Mendoza, reconoció que su cliente había llevado a cabo negocios con Báez pero dijo que Fariña no es culpable y que está pagando un precio por su estilo de vida extravagante.

Intentos de contactar a Elaskar y su abogado fueron infructuosos. Elaskar negó los cargos en su testimonio en la corte y añadió que el programa de TV le significó grandes problemas. "Me metieron en una máquina de hacer chorizos", sostuvo.

Campagnoli fue restituido como fiscal la semana pasada, pero el proceso que finalmente podría costarle el cargo continúa. "Sabíamos que iba a terminar mal", aseveró. "Lo hice porque soy un fiscal y tengo un equipo que piensa como yo".

Ignacio Rodríguez Varela, un secretario judicial quien trabajaba para Campagnoli, dijo que la investigación "era como lo que se podía ver a través del ojo de una cerradura, por lo que pudimos ver y lo que podríamos haber descubierto si se nos hubiera permitido continuar."

Ricardo Monner Sans, un abogado que ha denunciado casos de corrupción, sostuvo que el juez a cargo del caso "ha hecho todo un esquive referido a Báez. Si profundiza, debería llegar a los Kirchner".

El juez Casanello lo negó. "Un juez tiene que buscar la verdad a toda costa sin olvidarse nunca de respetar los derechos garantizados en la Constitución y el código procesal", dijo. "Es falso que no se investiga o que se investiga lentamente".

el-caso-de-lazaro-baez-1921755w645.jpg

El creciente patrimonio de los Kirchner había sido objeto de una investigación en 2009. El juez federal Norberto Oyarbide , quien ha sobrevivido reiterados intentos de destituirlo de su cargo, sobreseyó al matrimonio. Afirmó que los investigadores concluyeron que no había problemas y que el caso quedaba cerrado.

Garrido, el fiscal anticorrupción que renunció en 2009, y Alfredo Popritkin, un contador forense y ex perito de la Corte Su-prema, señalaron en entrevistas que los Kirchner nunca explicaron de forma fehaciente cómo incrementaron su riqueza de US$5,4 millones en 2007 a US$12,8 millones en 2008.

En sus declaraciones, los Kirchner indicaron que obtuvieron la mayor parte de su patrimonio mediante numerosas transacciones inmobiliarias en Santa Cruz y de depósitos de efectivo.

Garrido dijo que no se hizo una valuación apropiada de los activos inmobiliarios. Popritkin aseveró que el matrimonio nunca presentó documentos que demostraran cómo lograron obtener tasas de interés mayores a las del mercado.

Los vínculos empresariales entre Báez y los Kirchner son extensos, según documentos a los que tuvo acceso The Wall Street Journal. Incluyen préstamos, transacciones de inmuebles, copropiedad de terreno y desarrollos inmobiliarios conjuntos.

También involucran pagos relacionados con Alto Calafate, un hotel boutique que pertenece a los Kirchner en un destino turístico en la Patagonia cerca del glaciar Perito Moreno.

En 2010, por ejemplo, la empresa de Báez alquiló 90 noches de habitaciones por mes en el hotel, uno de varios que poseen los Kirchner en El Calafate, según una copia del contrato visto por The Wall Street Journal. Una habitación en el hotel cuesta entre US$140 y US$238 la noche, indica el documento. Al precio inferior, eso generaría cerca de US$150.000 en ingresos hoteleros en un año.

El vocero de Báez reconoció los acuerdos. El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli , dijo que las transacciones hoteleras son "acuerdos privados entre personas y que fueron declarados tanto por el ex presidente como por la actual presidenta".

En la última década, Báez se ha convertido en uno de los mayores terratenientes de Argentina, al comprar decenas de miles de hectáreas en Santa Cruz, de acuerdo con registros públicos.

En 2006, Jorge Molfino, un residente de Santa Cruz, vendió un rancho de 10.000 hectáreas a Austral Construcciones. Molfino dijo que pidió US$1,5 millones, pero que un representante de Báez ofreció pagarles US$1,6 millones en ocho cuotas, bajo la condición de que la última de US$200.000 fuera destinada a la campaña presidencial de Cristina Kirchner. Aceptó la propuesta.

Voceros de Báez y el gobierno no respondieron a pedidos de comentarios.

Tras la muerte de Néstor Kirchner, Báez erigió un mausoleo de tres pisos en su honor en Río Gallegos, inspirado en el Dôme des Invalides en París, donde se encuentra la tumba de Napoleón.

Una placa conmemorativa, colocada por Báez, adorna una pared adyacente a la entrada: "Aquí descansa Néstor Carlos Kirchner, el santacruceño que cambió la Argentina y, sobre todo, un amigo"..

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

La costumbre de meter actos por cualquier pajereada incumplible no es Copyright de Cristina Elizabet—Después de todo, cagarse de risa de todos nosotros no es nada novedoso.

El trencito de la alegría

Martes, 22 de julio, 2014

0722_CFK_7Corría el año 2009 y se venían las elecciones cuando Cris hizo un acto para anunciar la construcción de un hospital de niños en Ciudad Evita. Perdieron. En 2010 hizo otro acto para anunciar el emparejamiento del terreno del hospital que había anunciado un año antes. Como los cimientos son cosa seria que no puede realizarse en pocos días, para las elecciones de 2011 hizo un nuevo acto en el que anunció que ahora sí, que no era joda, que se venía el hospital de Ciudad Evita. Por el estado de las obras, parecía que el hospital había pasado y se lo llevó de putas un tornado. En 2012 llevó a cabo otro acto para inaugurar el hospital fantasma. Los médicos llegaron con ella y se fueron con ella. En 2013, en plena campaña electoral, hizo otro acto…para inaugurar el hospital.

También anunció -siempre con actos grosos- dos represas en 2009. Hizo un nuevo acto para avisar que llamarían a licitación en 2010. Y otro en 2011 para anunciar que las represas se llamarían “Jorge Cepernic” y “Néstor Kirchner”. Se ve que con el cambio de nombre las licitaciones no valían, por lo que hizo un acto en 2012 para anunciar que llamarían a licitación por las represas Cepernic y Kirchner. Como parece que los trámites son largos, en 2013 hizo otro para avisar que abrían la licitación. En abril de 2014 metió otro, para no romper con la cotidianeidad de uno por año, y dijo que represas se venían con todo. Tres meses después, otro acto para anunciar que, en una de esas, los chinos pondrían plata para la construcción de una obra que anunció hace casi seis años.

0722_CFK_4La costumbre de meter actos por cualquier pajereada incumplible no es Copyright de Cristina Elizabet. En octubre de 2003 Néstor Kirchner hizo un acto para anunciar la reapertura de los talleres ferroviarios de Tafí Viejo. En enero de 2004, Néstor dijo que tenía una buena y nueva idea: reabrir los talleres ferroviarios de Tafí Viejo. Para junio de 2006, el abuelo de Néstor Iván firmó un convenio con Industrias Metalúrgicas Di Bacco… para reabrir los talleres de Tafí Viejo. Para 2008 Cristina tomó la posta y se mandó un acto para inaugurar los talleres de Tafí Viejo. Se ve que no le hicieron caso y en enero de 2013 tuvo que hacer un quinto acto para prometer la puesta en funcionamiento de los talleres tucumanos.

Como los actos son fáciles -y los pagamos nosotros- también hizo uno para anunciar que renovarían las vías del ferrocarril, uno para anunciar la reparación de vagones, uno para inaugurar la pintura de un puñado de estaciones, uno para avisar que por ahí compraba trenes nuevos para el Sarmiento, otro cuando llamó a licitación, otro cuando compró los trenes, otro cuando llegaron los trenes y uno más, ayer, con los trenes en funcionamiento.

La diferencia de entre todos los actos es que la Presi ahora está jocosa, jodona como tío mamado en fiesta de quince ajena y se manda chistes buenísimos. Reconozco que ni bien la escuché pedir celeridad en la inauguración para que no se la lleve puesta otra formación, no supe si el chistecito lo tiró a propósito para descomprimir, o si lo mandó sin medir las consecuencias. Algo así como cuando pregunté “¿Cuál es la fiambrería?” para saber la dirección de un velorio. Y no, no cayó bien.

En el caso de la Presi no tengo forma de justificarlo. Soy defensor del humor negro, dado que sirve para descomprimir el temor a la muerte. Sin embargo, habría que tener la precaución de no ser el causante o partícipe y/o cómplice del hecho sobre el que se hará la joda, salvo que se sea la única víctima. Del mismo modo, habría que tener cuidado de no ser tan, pero tan turro de decírselo a las víctimas, que en este caso son todos los que viajan en el Sarmiento a diario. Ver a la cabeza de un Gobierno que disfrutó de la fiesta de los subsidios al transporte joder en la cara de las víctimas, es un poquito fuerte.

No se puede salvar ni desde la incorrección política. Para los que tienen la memoria somnolienta, cabe recordar que durante años nos tiraron por la cabeza con amenazas y nos persiguieron con denuncias en cuanta red social existiera. En mi caso, aprendí a retocar el html de Blogger sólo para borrar la barra de denuncias, harto de los mails de quejas. Hace un lustro, Mr. Groncho se comió una causa en el Inadi por reírse del supuesto exitazo desde la ironía del crisol de grasas y hasta le cerraron el perfil de Facebook. Como se ve que en el Inadi están más al pedo que Lubertino, este año pasó lo mismo con la Dra. Pignata. Nos putearon, nos basurearon y nos escracharon sólo por joder con lo que -sólo según ellos- no se podía joder. Cuando se detuvieron a pensar en que la joda no era la ironía a la pobreza y la inseguridad en todos sus aspectos, sino el Gobierno que decía que no existían mientras esquivaban pobres y chorros, se sacaron de quicio ante la verdad y nos putearon el doble.

0722_CFK_2Pero para que vean que no hay rencores, apoyaré la nueva veta de la Presi. Si tiene ganas de anunciar un baño químico en Villa Sapito de Avellaneda y pedir “rápido que esto parece The Walking Dead y nos comen los zombies”, mientras se caga de risa, avanti. Si le pinta presentar bastones nuevos “para que Gendarmería los estrene en la cabeza de algún laburante despedido”, que le meta nomás. Si se le antoja mostrar una vaca clonada por teleconferencia a Chaco y justificar la distancia para que no la coman los piojos mientras sopla una corneta, está todo bien, después de todo es como el paseo en subte que le prometió a Salustriana desde la Rosada a la Quiaca. Si le parece divertido anunciar viviendas “de verdad y no como las que les prometí a los de Tartagal” para luego tirar papel picado y gritar “iupiii”, tiene que hacerlo. Y si quiere ir a La Plata vestida como Segio Lapegüe a inaugurar un puesto de panchos en Plaza Moreno y apurar el acto “antes que nos tape el agua”, para luego gritar “¡aplaudan, conchudas!”, mientras se acomoda el sombrero napoléon y se acaricia la chiva, que le dé para adelante.

Después de todo, cagarse de risa de todos nosotros no es nada novedoso. Como cuando prometió un tren bala a Rosario con una maqueta que Jaime se kirchnereó de alguna feria escolar. O cuando mostró, indignada, el recibo de sueldo de un Gendarme, como si el sueldo no se lo pagara ella. También podemos recordar la joda hermosa de anunciar el crecimiento exponencial de la riqueza del país desde una Casa Rosada rodeada de familias que duermen en las calles. O cuando puteó a los que reclamaban por Ganancias al asegurar que el 81% de los asalariados no llegan a cobrar la miseria del piso imponible.

0722_CFK_3Cómo olvidar todas y cada una de las veces en las que celebró la bonanza de poder otorgar limosnas a los pobres que no se enteraron de la década ganada. Ni qué hablar del programa Carne para Todos que llegó al 0,2% de la población. Y si tenemos ganas, podemos hablar de esos chistes siempre presentes, como pedir justicia por la AMIA mientras se banca a todos los aliados pro Irán y mostrar el matrimonio igualitario como logro mientras se le afloja el elástico al lado del mataputos de Putin.

Putear a los que se beneficiaron con la dictadura y ostentar 28 propiedades ejecutadas, llorar por el menemismo cuando fue de la bancada oficialista, criticar a la Alianza cuando el 50% de los funcionarios volvieron al ruedo durante su mandato, putear a Duhalde para luego llorar a Néstor al lado de Aníbal Fernández.

Rutas que no van a ningún lado, jubilados indigentes, tipos que son pobres a pesar de tener laburo, tipos que perdieron sus laburos, un jardinero millonario, un chofer empresario, una nuera funcionaria, organismos antidrogas investigados por narcotráfico, un vicepresidente dueño de la fábrica de papel moneda, un médico a cargo de las fuerzas de seguridad, la industria nacional de pegar stickers a productos importados, fiscalías que toman empleados con antecedentes penales, una red energética que pasó del autoabastecimiento exportador a la dependencia de la importación, un presupuesto escolar gigante que sólo logró bajar la calidad educativa, un ejército que, si fuera a la guerra, la ganaría a fuerza de carpetazos de inteligencia y no de balas, una devaluación acumulada del 300% de parte del Gobierno que prometió no devaluar, una deuda pública que creció durante el mandato de quienes aseguraron desendeudar.

La lista de joditas no tiene fin, no nos vamos a calentar porque la Presi celebre que ahora el Sarmiento es el único tren que no se cae a pedazos sólo porque mató a medio centenar de personas en un choque. Mucho menos vamos a chivarnos porque ponga siempre como ejemplo de un tren de mierda al Roca, que también se encuentra en la Argentina que gobierna. Tampoco amerita enojarnos por las calificaciones sobre los pasajeros que se hacen los valientes viajando en el estribo de un tren que no tiene estribos porque es eléctrico, porque eso sería afirmar que no se da cuenta de que si los trenes revientan de pasajeros, se debe a que los polos industriales del conurbano son más falsos que las cualidades políticas del inútil todo servicio de su hijo, cuando en realidad deberíamos reírnos ante la nueva broma de la Presi.

Quizás el mayor problema que tuvimos fue la falta de sincronización con la Presi. Muchos la tomaron en serio cuando deberían haberla tomado para la joda. Ella nos tomó para la joda cuando debería habernos tomado en serio.

0722_CFK_6

Martes…Y entonces Cris mira los cuerpos en piel y hueso de los wichís famélicos y les dice “si no comen, no hay regalos”… Tranqui, Cris, que no nos reímos de vos, nos reímos con vos. Era una jodita, no te chivé, mamu.

Publicado por relatodelpresente

Publicado en Actualidad | Deja un comentario